Ficha

País

USA, Alemania, UK

Año

2006

Título original

Death at a funeral

Duración

90min

Dirección

Frank Oz

Guión

Dean Craig

Reparto

Matthew Macfadyen, Alan Tudyk, Peter Dinklage, Kris Marshall, Rupert Graves, Daisy Donovan

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Un funeral de muerte
Autor: malabesta
Fecha: 10/10/2007.
Póster Un funeral de muerte

Un funeral de muerte

Digerido por malabesta

Bajo “Un funeral de muerte” se esconde “Death at a funeral”, la nueva y arriesgada (por lo de que se desarrolle íntegra en un enterramiento) comedia de Frank Oz. Aunque no llega a ser mala del todo, probablemente la traducción del título sea uno de los mejores chistes.

Daniel (Matthew Macfadyen) es un escritor frustrado que ha de enterrar a su padre. Por si ambas cosas fuesen poco, ha de lidiar con su hermano Robert (Rupert Graves), otro escritor pero de éxito, al que la fama no le ha sentado muy bien, a Simon (Alan Tudyk) al que unos psicotrópicos no le han sentado muy bien y al resto de extraños personajes que parecen componer su familia y que se han reunido para enterrar al patriarca.

Frank Oz, en un intento de hacer “Cuatro bodas y un funeral” pero sin las bodas, parece que ha perdido los papeles. Mientras que gran parte de la gracia de esa película, “Notting Hill” o “Love actually” era la de ver a unos personajes esencialmente normales manteniendo esa normalidad -la flema inglesa, vamos- en las situaciones más grotescas (como por ejemplo, los dobles de cuerpo de “Love actually” que se dedican a hablar del tráfico como quien se está comiendo un bocadillo mientras simulan desnudos una felación), “Un funeral de muerte” parece que intenta hacer lo contrario, y coloca a un montón de personajes extravagantes en una situación relativamente habitual, lo que le da a toda la cinta un cierto aire de manicomio ambulante que no le favorece nada.

Así, aunque la trama de fondo y los dos o tres protagonistas pueden ponerla a andar de sobra, Frank Oz tira de su rondo de freaks para que aquello sea la monda. Por ejemplo, sin venir a cuento uno de los asistentes al funeral se sienta al lado de la viuda y le empieza a contar con todo lujo de detalles cómo apuñalaron a un conocido suyo. ¿En algún momento anterior el personaje en cuestión ha hablado del asesinato? No. ¿Se había comportado de manera estrafalaria antes? No. ¿Lleva las uñas pintadas de negro y escucha a “Cradle of filth”? Tampoco. Simplemente les debe haber parecido gracioso. Otro de ellos de repente se vuelve hipocondríaco, etc. etc.

Como suele ser tristemente habitual, la cantidad de gags no suele hacer mucho por la calidad de los mismos, así que en general no resultan demasiado graciosos. El único meritorio, y más que nada por el trabajo del actor, es el protagonizado por Alan Tudyk, que tras comerse lo que no debía se pasa la película admirando el tamaño de sus manos con las pupilas dilatadas. Cierto es que a medida que pasan los minutos se le gasta un poco la gracia, pero sin duda suyos son los momentos más divertidos.

El humor no compensa la ambientación funeraria
El desarrollo de “Un funeral de muerte” es más o menos convencional: el hijo perdedor y el personaje socialmente rechazado que lo llevan todo muy mal pero que al final terminan por darle una lección de ética y moral a sus amigos/familia/ciudad/mundo, momento que suele ir acompañado de un solemne discurso, la lectura de un poema o una sentida defensa ante un juez y un jurado. No tendría mayor problema si sobre ese esqueleto se sujetase una buena comedia, pero a pesar de que se la han jugado, el humor no compensa la ambientación funeraria, por lo que la elegía final no cae muy bien.

En cuanto al reparto, todos cumplen bastante bien con los papeles bastante poco exigentes que tienen. Matthew MacFadyen encarna bastante bien el “por qué yo Señor” vital de su personaje, y Alan Tudyk demuestra que se le da bastante mejor la comedia que el pilotar naves espaciales.

En fin, una comedia normalucha, recomendada para gente que lea las esquelas.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion