Ficha

País

España

Año

2006

Título original

GAL

Duración

111min

Dirección

Miguel Courtois

Guión

Guillermo Maldonado

Reparto

José Garcia, Natalia Verbeke, Jordi Mollà, Ana Álvarez

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de GAL
Autor: bronte
Fecha: 04/11/2006.
Póster GAL

GAL

Digerido por bronte

La nueva película de "Mundo Ficción", filial del "El Mundo" y titulada "Gal", viene precedida por una feroz campaña (en contra) de nueve de cada diez medios (fácilmente reconocibles) que cada día insisten en su poca calidad y en un largo etc. de comentarios negativos. El nuevo filme de Miguel Courtois narra el episodio más vergonzoso de la joven democracia española, episodio en el que el gobierno, encabezado entonces por Felipe González, inició lo que se dio en llamar la "guerra sucia" practicando el terrorismo de estado contra ETA. En este ambiente, dos periodistas del periódico "Diario 16", en aquel momento dirigido por Pedro J. Ramirez, el mismo sobre el que cada noche Eva Hache intenta convencernos entre risitas ridiculizadoras de que se inventa todas las noticias, siguieron la pista hasta desenmascarar una trama que acabó con la detención, juicio, y en gran medida encarcelamiento de la cúpula de PSOE que por aquel entonces hacía de las suyas en Interior. Y digo en gran medida, porque nunca se llegó a depurar la última responsabilidad de aquel escándalo, el famoso señor X, aunque con razón o sin ella, todos los dedos han aputando siempre hacia el mismo famoso jugador de billar, que se enteraba de las cosas por la prensa.

A grandes rasgos, esta es la trama de "GAL". Una especie de "Watergate" a la española, porque pese a los intentos de desprestigiar al medio, pese a la desleal competencia de muchos de los otros medios, que no sólo se negaban a investigar lo que podía haber de cierto en acusaciones tan graves, sino que además no escatimaban esfuerzos en denigrar a quien sí hacia el intento, la justicia acabó dando la razón a Pedro J. y a sus periodistas, pimero en "Diario 16" y después en "El Mundo". Ahora bien, si la historia real guarda una gran analogía con el proceso que hizo caer a Nixon, "GAL" tiene poco que ver con el filme "Todos los hombres del Presidente", que a tal respecto se rodó (la misma productora ha citado este filme como referencia). En primer lugar, por razón de algunas incoherencias de base. Si se habla explícitamente de cabeceras como "Diario 16" y "El Mundo", ¿cuál es la razón de cambiar el nombre a todos los personajes? Yo entiendo que sea un trago duro llamar por su nombre y apellidos al hombre que dirigía el Gobierno en aquel momento, y que por lo tanto, moralmente es el responsable de las felonías de los GAL, pero se deja en un "Presidente", y no se pasa por el bochorno de llamar a un señor, perfectamente caracterizado como Pedro J., "Pablo", cuando todo el mundo sabe que es Pedro J. (aunque con más pelo).

En segundo lugar, porque el guión, aunque serio y digno, deja algo que desear en dos aspectos fundamentales. Los periodistas originales de esta investigación fueron Melchor Miralles (ahora metido a productor de "Mundo Ficción" y por lo tanto de este mismo filme), y Ricardo Arqués. Por arte del guión cinematográfico nos los encontramos convertidos en Manuel Mallo (José García) y Marta Castillo (Natalia Verbeke). Ya se pueden imaginar que ese cambio de sexo precede obligatoriamente a una historia de amor y/o coqueteo que 1) está insuficientemente y/o mal desarrollada y 2)maldita la falta que hacía. El segundo aspecto por el que el guión no es lo bueno que debía ser es porque se pierde en personas, personajes, personajillos y anécdotas en vez de centrarse en lo fundamental de su propia visión que es: 1) La denuncia del terrorismo de estado del Gobierno del PSOE en los años 80. 2) La defensa de la libertad de expresión como garante de cualquier otra libertad en el estado de derecho. 3) La guerra sucia empredida contra los medios (en este caso medio) que quiso desenmascarar tan sucia trama. Pero o ha faltado habilidad o talento, y el caso es que lo mismo que quieren decir queda sepultado bajo innecesaria paja, y algún que otro pasaje totalmente prescindible.

Otra de las razones por las que "GAL" dista mucho de ser "Todos los hombres del Presidente", es porque ni José García es Robert Redford, ni Natalia Verbeke es Dustin Hoffman. De hecho, esta última empieza a aburrir con el soniquete que imprime a todas sus benditas interpretaciones, que parece recién salida de La Moraleja, y José García, consigue que durante medio metraje el espectador tenga dolor de oídos debido a la nasalidad de su retorcido acento francés mientras que la segunda mitad de la película (tras la escena de cama), el espectador la pasa con los ojos doloridos al comprobar que el actor franco-gallego tiene pechos. Un recuerdo que no puede volver a borrar de su mente ni aún cuando la película ha acabado y todo el mundo se ha ido tan contento a su casa. Y aquí surge una de las interrogantes más claras sobre el cine europeo: pero, ¿a qué viene ese feísmo? No era necesario sacar ese plano, y lo único que se consigue es hundir al actor y a los espectadores.

Afortunadamente, para compensar de sobra todo lo que pudiera no gustar de "GAL", ahí está Jordi Mollà interpretando a Amedo/Ariza, en una interpretación soberbia por la que merece la pena ver el filme, aunque sólo fuera por eso. ¿Que resulta hilarante? ¡Pues claro! Es que José Amedo en sí es un personaje hilarante. Un tipo encargado de matar etarras que dedicaba toda la financiación del proyecto a gastárselo en burdeles, casinos y en decir muchos tacos (fantásticas algunas de sus frases, seguramente literales). Mollà consigue lo que consiguen muy pocos actores españoles y es crear un auténtico personaje con personalidad tan propia que podría ser "extirpado" del propio filme y aún así seguiría teniendo identidad.

Hasta aquí la crítica absoluta de la película. En cuanto a la crítica relativa, "GAL" es un filme con vocación de realismo y de docudrama, que exhibe gran profesionalidad a la hora de enfrentarse a un género casi inédito en España, y que requiere mucha valentía no sólo a la hora de la manufactura, sino también a la hora de enfrentarse a una gran parte del público que rechaza de plano personajes heroicos, se plasme su heroicidad en el campo que se plasme, si son españoles. El nuevo filme de "Mundo Ficción" está muy por encima de la media de productos españoles, sin lugar a dudas. Es una película interesante y atractiva, que retrata valientemente un episodio muy negro de nuestra historia reciente, no exento de poder repetirse, aunque gran parte de los medios estén dando la perversa impresión de que es una película de "ficción"

Recomendada para los auténticos guardianes de la memoria histórica. Puntuacion