Ficha

País

USA

Año

2009

Título original

Gamer

Duración

95min

Dirección

Mark Neveldine, Brian Taylor

Guión

Mark Neveldine, Brian Taylor

Reparto

Gerard Butler, Amber Valletta, Logan Lerman, Michael C. Hall, Alison Lohman, John Leguizamo, Ludacris

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Gamer
Autor: malabesta
Fecha: 06/09/2009.
Póster Gamer

Gamer

Digerido por malabesta

He aquí una de las características del cine: hágase con una (o hágase una) película como "Gamer", coja a diez críticos, enséñesela y pregúnteles qué han visto. Obtendrá once respuestas diferentes. ¿La mía? Pues es de Mark Neveldine y Brian Taylor, los directores y guionistas de "Crank" y su secuela; no digo más.

Aparentemente "Gamer" tiene un subtexto -transgresor para algunos, reaccionario para otros- que la convierte en una ácida visión de la sed de sexo y violencia de nuestra sociedad y sus medios de comunicación. Tiene guasa, habida cuenta que es una película de Mark Neveldine y Brian Taylor, los directores y guionistas de "Crank" y su secuela; no digo más.

Todo lo que pudiera ser interesante en “Gamer” ya lo dijo en su momento "Perseguido", de manera mucho mejor y más divertida. No tiene ésta diálogos como "Subzero, ¡ahora eres menos que cero!". Claro que además, en lugar de basada en un libro de uno de los grandes de la ciencia ficción, está rodada sobre un guión original. De nuevo, obra de Mark Neveldine y Brian Taylor, los directores y guionistas de "Crank" y su secuela; no digo más.

La versión sangrienta de "El Gran Prix del verano" que era la película de Schwarzenegger ha sido sustituida en este caso por "Slayers": una evolución de "Counterstrike" o juegos similares. En ella los jugadores controlan a un avatar muy real: un reo a muerte al que en caso de sobrevivir se le conmuta la pena sin que tercie la cofradía de Jesús el Rico. El líder de audiencia y único con opciones a la liberación es Kable (Gerard Butler). Por supuesto, su condena es algo dudosa, y por ahí anda metido el dueño del dichoso juego, Ken Castle (Michael C. Hall); su invención de unas nanocélulas que sustituyen las neuronas de aquel a quién se las inyecten y lo dejan a merced de su controlador al otro lado del ordenador, hace posible "Slayers". ¿Cómo logrará Kable sobrevivir a las partidas que le quedan, liberarse del juego, deshacerse de la influencia cerebral de Castle, probar su inocencia y recuperar a su mujer y a su hija? Pues a tiros. No olvidemos que se trata de Mark Neveldine y Brian Taylor, los directores y guionistas de "Crank" y su secuela; no digo más.

Pero lo peor de la película, sin duda, es su dirección y montaje. No hay ni un solo plano estable, ni un encuadre decente. Parece que la manera de la pareja de directores de ir a donde ningún hombre ha ido antes es a base de poner la cámara o muy cerca o muy lejos de la acción, siempre de lado y colgada de un yo-yo. Luego se coje la cinta, se pasa por la minipimer y se pegan los trocitos. A lo que queda, se le oscurecen un poco los colores, de vez en cuando se quita el sonido y se sustituye por unos minutos de música clásica. Insufrible. Vamos, lo que uno esperaría de Mark Neveldine y Brian Taylor, los directores y guionistas de "Crank" y su secuela; no digo más.

En fin, una decepcionante película de acción, cuya única virtud es la de copiar “Perseguido”. Recomendad para aquellos a los que les guste la obra de Mark Neveldine y Brian Taylor, los directores y guionistas de "Crank" y su secuela; no digo más.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion