Ficha

País

Rusia

Año

2006

Título original

Dnevnoy dozor

Duración

140min

Dirección

Timur Bekmambetov

Guión

Sergei Lukyanenko, Timur Bekmambetov, Alexander Talal

Reparto

Konstantin Khabensky, Maria Poroshina, Vladimir Menshov, Galina Tyunina, Victor Verzhbitskiy

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Guardianes del día
Autor: malabesta
Fecha: 18/09/2007.
Póster Guardianes del día

Guardianes del día

Digerido por malabesta

“Guardianes del día” es la segunda parte de “Guardianes de la noche”, y es una nueva prueba de la democratización del cine. En los tiempos que corren cualquiera puede hacer una película con demasiados efectos especiales.

La cinta de Timur Bekmambetov presenta una serie de inconvenientes al público. El primero es que si usted no ha visto “Guardianes de la noche” es muy probable que no entienda nada. A pesar de que se basa en el novedoso concepto de la eterna batalla entre el bien y el mal, que se libra entre nosotros pero oculta a nuestros ojos, el guión de “Guardianes del día” parece jugar a la gallina ciega con los nuevos espectadores: no sólo no intenta introducirlos en la historia, sino que además hace todo lo posible por desorientarlos. No hay ningún tipo de introducción para nada, ni personajes, ni lugares y hasta tengo mis dudas sobre los créditos; y gracias que han tenido a bien usar unos rótulos sobreimpresos para que al menos sepamos en qué ciudad y año se desarrolla parte de la película. Fíjense ustedes que el objetivo de los protagonistas es encontrar algo llamado "La tiza del destino", que ni más ni menos es una tiza con extraños y escalofriantes poderes; ¿cuáles? ah, no sé, nunca lo llegan a explicar del todo.

Tampoco es moco de pavo lo recargada visualmente que es la película. Desde luego, Bekmambetov parece un espectador avezado de cine, y “Guardianes del día” es un potaje -o una ensaladilla- de escenas y estilos en la que se recicla la cámara lenta de todas las maneras posibles. Peleas estilo “300”, con esos extras sufriendo una muerte lenta en fotogramas por segundo, sus momentos “Matrix” para mayor gloria de la ingravidez y el efecto especial, o sus detalles estilo “Spiderman”. Aunque hay que reconocer que probablemente el aspecto que crea para el mundo que retrata es lo más atractivo de la cinta. Todo en la película parece estar ajado, viejo y reciclado, y ponerla al lado de productos similares como “Underworld” es como comparar el Sputnik con la Estación Espacial Internacional.

Además, los protagonistas de “Guardianes del día” tienen todo un arsenal de extrañas armas (una especie de linternas que parecen molestar a los malos) y de poderes (se pueden pasar a un extraño plano paralelo lleno de moscas y herrumbre), retratados con todo lujo de detalles y efecterío, pero cuyo objetivo y funcionamiento nunca son explicados al pobre espectador, que a los cinco minutos de película y en medio de una persecución por una abigarrada calle, ve como de repente todo el mundo desaparece y Moscú parece haber salido de una guerra mundial.

Ninguno de los actores es lo suficientemente malo para sobresalir por debajo de los despropósitos de dirección y guión.
No conviene olvidar tampoco que “Guardianes del día” dura ciento cuarenta minutos, más de dos horas de las de antes; claro que sin cámaras lentas probablemente se quedaría en un cuarto de htoa, pero gracias al oficio de Permambetov y a las revirivueltas del guión, que no duda, por ejemplo, en meter en la historia cosas como un cambio de cuerpo de Anton, el protagonista, con una mujer, sin motivo, ni explicación y sin más consecuencias que un buen rato de chistes fáciles.

El reparto hace lo que puede en medio del caos general. Aunque por ejemplo Konstantin Khanbensky, el protagonista, como héroe de acción superado por las circunstancias no termina de dar el pego, al menos ni él ni ninguno de sus compañeros es lo suficientemente malo para sobresalir por debajo de los despropósitos de dirección y guión.

En fin, una larga y tediosa película, que intenta compensar el precio de la entrada con saltos y explosiones. Recomendada para luchadores en las sombras.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion