Ficha

País

USA, Canadá, Alemania

Año

2008

Título original

The love guru

Duración

87min

Dirección

Marco Schnabel

Guión

Mike Myers, Graham Gordy

Reparto

Mike Myers, Romany Malco, Jessica Alba, Justin Timberlake, Omid Djalili, Ben Kingsley, Verne Troyer

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El gurú del buen rollo
Autor: malabesta
Fecha: 26/10/2008.
Póster El gurú del buen rollo

El gurú del buen rollo

Digerido por malabesta

"El gurú del buen rollo" se estrenó -al menos en Estados Unidos- con cierta polémica: a muchos colectivos hindús no les hizo demasiada gracia la visión que ofrece de su religión y cultura. Y en esto la verdad es que coinciden con el público general. Si en algún momento de la película usted se ríe, sin ayuda de alucinógenos, mándele un mail a Mike Myers, se lo agradecerá.

Pitka (Mike Myers) quiere alcanzar la cumbre de la autoayuda hindú, en posesión de Deepak Chopra. Para ello tendrá que ayudar a Jane Bullard (Jessica Alba), dueña de un equipo de hockey, a "curar" a su jugador estrella Darren (Romany Malco). Desde que su mujer se fue con Jaques "Le Coq" Grande (Justin Tinberlake) no ha vuelto a levantar cabeza. Más o menos la cosa anda por ahí; claro que como Myers ocupa aproximadamente el 98% del metraje, todo lo demás sucede de fondo, y uno casi termina pidiéndole que se aparte para enterarse de qué pasa.

Viendo "El gurú del buen rollo" uno no puede evitar pensar en las grandes comedias de Hollywood, y en lo mejor que estaría disfrutando de una de ellas en lugar de sufrir tamaño despropósito. Aunque por ahí parece que en algún momento alguien con luces participó en el guión, que a veces acierta con sus parodias del mundillo de la autoayuda, es algo anecdótico, y la mayoría del tiempo el nivel de la película está puesto en "ridículo". El desarrollo de la historía es un despropósito que se resume en su clímax final: dos elefantes copulando. Créanme, es el chiste más inteligente de toda la producción.

Aunque empieza con una versión de "9 to 5" tocada a la cítara por un multimillonario Myers que la verdad es que tiene su aquél, pero a partir de esos dos minutos iniciales, todo va a peor. En "El gurú del buen rollo" todo es una excusa para colocar al protagonista delante de la cámara, y que así pueda encasquetar un chiste más, hacer alguna frívola alusión a sus innombrables o al miembro de algún otro miembro del reparto. Todo con un nivel intelectual al que dan ganas de premiar con gallifantes.

Algunos de los personajes son comparsas anodinas e insignificantes, como los de Alba o Timberlake; los hay con suerte. En el caso de Myers, su gurú es un clavo más en su ataud y sinceramente un motivo para no volver a ver una película suya. Ben Kingsley, que interpreta brevemente al maestro de Pitka, no tenía ninguna necesidad -creo yo- de someterse a esta vejación. O lo que es peor, someternos a nosotros a ella.

Tampoco ayudan sus actuaciones. Baste decir que, con diferencia, Justin Timberlake es el mejor de todos ellos, aunque sólo sea porque mueve las cejas. Jessica Alba, por increíble que parezca, está mucho más tiesa de lo acostumbrado, y Mike Myers compone un personaje lleno de unos ticks incomprensibles (como risotadas histéricas, cambios de tono o amaneramientos repentinos) que no hacen nada por disimular la nula gracia de sus diálogos.

En fin, una comedia espantosa. Recomendada para gente que escribe libros de autoayuda.

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion