Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Zack and Miri Make a Porno

Duración

101min

Dirección

Kevin Smith

Guión

Kevin Smith

Reparto

Seth Rogen, Elizabeth Banks, Craig Robinson, Jason Mewes, Jeff Anderson, Traci Lords, Katie Morgan, Justin Long, Brandon Routh

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de ┐Hacemos una porno?
Autor: bronte
Fecha: 21/06/2009.
Póster ┐Hacemos una porno?

┐Hacemos una porno?

Digerido por bronte

¿La resurrección de Kevin Smith? "¿Hacemos una porno?" es una película sorpresivamente resultona. Denota la vuelta de un director que en sus tiempos sabía jugar con los tópicos de una generación urbana dedicada al fanzine y al merchandising, y que se perdió irremisiblemente en productos sonrojantes como "Una chica de Jersey". Con "¿Hacemos una porno?" Smith vuelve a rescatar ese espíritu de un estereotipo social relativamente reciente en nuestras sociedades, pero afincado de manera definitiva: el de aquel para el que la vida consiste en un espectáculo y se convierte en chiste casero todo aquello de lo que aún no se ha hecho película.

El principio de la cinta es duro pues recuerda, o al menos intenta remedar, el estilo Apatow. No hay diálogo que no gire en torno a los genitales, aficiones y ocupaciones sexuales, llegando a resultar cansino, como resulta en general cualquier diálogo repetitivo, sólo aliviado, en parte, por la extraordinaria química que desprenden Elizabeth Banks y Seth Rogen. Porque sí, queridos lectores: "¿Hacemos una porno?" es la prueba patente y descarnada de que un hombre no tiene que ser guapo para resultar atractivo. Que Rogen ejerza de galán de comedia y encima salga triunfante del aprieto es algo que debería hacer reflexionar a los metrosexuales de toda la vida. La gracia de su personaje, basada en el humor y la seguridad en sí mismo, le convierten en un activo romántico de primer orden aún e incluso cuando pronuncia frases como "se me han quemado los pelos de los huevos".

Elizabeth Banks se ve disminuida en ocasiones por el tono "Apatow", obligándole a pronunciar unas frases que si bien ya quedan mal en el agreste físico de Rogen, no les digo nada en la cara de muñeca de esta actriz. A duras penas cuesta creerse que dos seres humanos puedan mantener ese tipo de conversación contínuamente. Gracias a los benditos puntos de giro, pronto se entra en materia y los protagonistas deciden realizar un porno amateur para saldar sus deudas. En ese momento Smith, mandando a tomar viento la moda, utiliza la foto de Apatow de diana, y empieza a hacer lo que mejor se le da: recrear el estilo "geek".

No cabe duda que uno de los grandes atractivos de cine porno es su aspecto paródico del cine convencional. De hecho es posible que ese sea su único atractivo (aparte del evidente). La parafernalia que toda la troupe, integrada entre otros por la mismíma Traci Lords, monta para rodar "La guarra de las galaxias", con todas las líneas disparatadas haciendo juegos de palabras como "Ano Solo" hacen que la película despegue completamente. Es en ese momento cuando el humor deja de estar basado en sonrojar a las abuelitas de la audiencia con registros de tipo "cacapedoculopis" y se comienza a explorar situaciones cómicas de verdad. Comedia que no hace más que crecer hasta la conclusión del filme.

Paralelamente e intrínsecamente a este aspecto, la cinta desarrolla la trama romántica con todo lo que se supone. Pasan el uno del otro, ya no pasan, se enfadan y lo que sigue. El momento cúspide de la película es, sin lugar a dudas, la secuencia en la que Zack y Miri, que así se llama la pareja protagonista, hacen el amor, por primera vez, delante de las cámaras. Les digo de verdad que pocas veces se ve una situación tan bien llevada. Como es preparada la coyuntura creando las expectativas, cómo está rodada y montada, como incluso es aliviada con toques de humor porque de no ser así posiblemente algún que otro espectador estallara con tanta tensión romántica/sexual no resuelta que se resuelve... Vaya, que sólo por esa escena y por ver lo que virtuosismo detrás de una cámara, merece la pena ver esta "¿Hacemos una porno?".

Acompañando a la pareja protagonista, una pléyade de secundarios (fantástico Justin Long, como siempre) cuyos personajes les recordarán los mejores momentos de Kevin Smith. Y que quede claro, un desnudo frontal de Jason Mewes, también conocido como "Jay". Curioso que toda esta banda trabaje prácticamente en exclusividad con Smith. Una película divertida, con buenos gags, que mejora claramente cuando se libra de la última tendencia repelente, cosa que pasa pronto, afortunadamente. Una comedia romántica en el sentido más ortodoxo de la expresión y que para ello se vale de un medio tan heterodoxo como "el cine porno". Una buena experiencia para aquellos que no tengan reticencias ante ciertas temáticas/posturas.

Recomendada para gente que cree que el atractivo sexual se lleva por dentro. Aguanten hasta el final de los títulos de crédito.

 

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion