Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Half Nelson

Duración

106min

Dirección

Ryan Fleck

Guión

Ryan Fleck, Anna Boden

Reparto

Ryan Gosling, Shareeka Epps, Anthony Mackie, Nathan Corbett, Tyra Kwao-Vovo, Rosemary Ledee

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Half Nelson
Autor: malabesta
Fecha: 20/05/2007.
Póster Half Nelson

Half Nelson

Digerido por malabesta

“Half Nelson” es un drama que se desarrolla en torno a dos personajes, Dan y Drey, y su relación con el mundo de las drogas. Así que el lector listo -y todos los que leen esta página lo son- comenzará a sospechar que el tal Nelson no sale en la película. Nelson ha pasado a la posteridad gracias a toda una serie de llaves (como la Nelson y la doble Nelson) con las que a diario luchadores, forzudos o playmates acostumbran a hacer morder la lona, el suelo o el barro a su oponente. ¿Que a qué viene? Pues supongo que podrían haberlo traducido por “Quién me pone la pierna encima” y no se perdería la idea del título.

Dan (Ryan Gosling) es un profesor de historia en el instituto de un ghetto, cuya vida se divide entre la dialéctica y el crack. Drey (Shareeka Epps) es una de sus alumnas, cuyo hermano está en la cárcel por traficar con dicha droga. La relación de ambos cambia cuando ella encuentra a Dan drogándose en el baño y decide no contarlo. A partir de entonces Dan intentará salvar a Drey de sus circunstancias y de terminar también entre rejas, mientras ella intentará ayudarlo a él a volver a la realidad. Todo muy dentro de la simbología dialéctica, ambos configurándose como opuestos sujetos además a sus propias contradicciones.

No se crean, no obstante, que en la película hay grandes alardes. Ni colocones psicodélicos a lo “Miedo y asco en Las Vegas”, ni rehabilitaciones frenéticas como las de “Ray” y mucho menos duros enfrentamientos raciales en plan “Mentes peligrosas”. “Half Nelson” aborda el tema con cierta sutileza, alejada de la espectacularidad moralizante que normalmente tienen las películas que tocan el tema de la drogadicción, especialmente si son americanas. En ésta ni se sumerge a los personajes en los más truculentos infiernos, ni se les juzga; simplemente se muestra un trozo de su vida.

La contrapartida de tanta sutileza es un cierto distanciamiento, que a veces hace que la historia se queda en nada. Estos huecos se rellenan con escenas en las que el profesor protagonista imparte clase, y descontando el interés anecdótico de lo que allí se cuenta, realmente sólo son paja que rellena minutos. Minutos que, por otro lado, se podrían haber usado cimentando un poco más los trasfondos de los personajes, que nunca llegan a estar del todo claros.

La dirección de “Half Nelson” está hecha siguiendo a rajatabla el libro del artista independiente, y parece que se han dedicado grandes cantidades de esfuerzo a conseguir que parezca natural e improvisada. Principalmente evitando el uso de trípodes, que sabemos que para las películas de mucho arte son como para Drácula las estacas. Esta perseguida apariencia natural tiene por precio el que los constantes temblores de la imagen, acompañados de los habituales cambios de zoom, se conviertan por momentos en molestos, haciendo que el espectador, en lugar de preocuparse por lo que pasa en escena, se pregunte si el cámara estará sentado encima de una lavadora.

Sin duda el plato fuerte de la película son las actuaciones. Ryan Gosling fue nominado al Oscar por su papel de Dan Dunne. Sin duda lo merecía; aunque su actuación está sumergida en el tono bastante neutro de la cinta, y Gosling tiene cierta tendencia a dotar a sus personajes de muchos ticks, el resultado es el de un personaje muy vivo y creíble. Dándole respuesta está Shareeka Epps, que aunque un poco sosa durante todo el metraje tiene buenos momentos. Habrá que ver si es “El Bola” afroamericano o tiene más de un registro.

En fin, una drama bastante descafeinado que aunque no aburre, nunca llega a entusiasmar. Recomendada para amigos de las drongas.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion