Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Herbie: fully loaded

Duración

101min

Dirección

Angela Robinson

Guión

Gordon Buford, Thomas Lennon

Reparto

Lindsay Lohan, Justin Long, Michael Keaton, Matt Dillon, Breckin Meyer.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Herbie: a tope
Autor: sensillo
Fecha: 31/07/2005.
Póster Herbie: a tope

Herbie: a tope

Digerido por sensillo

Aburrido subproducto de la factoría Disney destinado, sin duda, a castigar a los más pequeños en el caso de que se porten mal, y que les hará desear volver a los tiempos de los correctivos físicos.

“Herbie: A tope” recupera por enésima vez el coche animado creado en 1968, y su puesta al día consiste en hacerlo correr bajo una música de guitarras eléctricas y añadirle algún que otro efecto digital parecido al que podemos ver en algún spot publicitario o el que pueda crear en su PC el hijo de la vecina, que dice ser medio hacker. Detrás de estas franquicias innecesariamente estiradas se percibe con claridad la sombra de unos productores a quienes no extrañaría mucho encontrar en la plaza gritando las virtudes de sus películas.

Herbie es el nombre del protagonista, un Volkswagen Escarabajo con vida propia capaz de dejar en ridículo a los coches de carreras más potentes. Con estas premisas se construye una historia jalonada de situaciones en las que alguien, con los ojos abiertos como platos, dice para sí: “¡Es como si ese coche estuviera vivo!”. Tan tronchante es que habrán considerado que no se le ha ido la gracia después de tantas películas del cochecito.

También es la historia de una chica que sueña con ser piloto de carreras, pese a la oposición de su padre, que no es otro que Michael Keaton preguntándose qué terrible crimen ha cometido en alguna vida anterior para haberse reencarnado en el rodaje de esta película. Como es un buen actor toda esta angustia interior no se hace visible y resuelve su trabajo con profesionalidad. Como es de suponer, la chica triunfa en las carreras y de paso se reconcilia con su padre y se lleva al chico. Si bien el feeling entre la feliz pareja parece tan falso como mi amor por las berenjenas, mejor no hablar de su triunfo al volante de ese coche superpoderoso, que haría honradas las victorias de Ben Johnson. En general, todos los conflictos que se suceden en la película son artificiales en su inicio y tramposos en su resolución, y la emoción brilla por su ausencia.

Como malvado antagonista aparece Matt Dillon caracterizado como un chulo piscinas entre coches de gran cilindrada, papel en el que parece moverse como pez en el agua y que es posiblemente lo único que podría salvarse de la pira.

Existe el rumor de que los pechos de Lindsay Lohan fueron reducidos digitalmente en algunas escenas, por considerar los productores que la figura de la actriz era demasiado voluptuosa para la imagen familiar de la Disney. Sin hacer demasiado caso a la veracidad de esta historia, resultaría curioso que obligaran al equipo informático a hacer la labor contraria para la que están genéticamente programados.

En general, una película de saldo, aburrida y muy poco inspirada. La historia del diferente que triunfa a pesar de la adversidad, contada sin gracia y con la mirada puesta en nuestra cartera. Nos la van a cobrar igual que si la película fuera buena.

Recomendada a quienes se niegan a deshacerse de su seiscientos poseído. Puntuacion