Ficha

País

USA, UK

Año

2008

Título original

The other Boleyn girl

Duración

115min

Dirección

Justin Chadwick

Guión

Peter Morgan

Reparto

Natalie Portman, Scarlett Johansson, Eric Bana, David Morrisey, Kristin Scott Thomas

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Las hermanas Bolena
Autor: farrell
Fecha: 01/03/2008.
Póster Las hermanas Bolena

Las hermanas Bolena

Digerido por farrell

Las hermanas Bolena crecen felizmente en el seno de una familia aristocrática de la campiña inglesa. Ana (Natalie Portman) y su hermana María (Scarlett Johansson) son conducidas por su padre, Sir Tomás Bolena (Mark Rylance), y el cuñado de éste y favorito del rey, el duque de Norfolk (David Morrisey), a una competición por ganarse el título de amante del monarca y productora de vástagos que perpetúen la dinastía Tudor, debido a la imposibilidad de la reina Catalina (Ana Torrent) de proporcionar un heredero varón al trono de Inglaterra. Al final, la elección por parte del rey Henrique (Eric Bana) de la hermana mayor, Ana, acarreará graves consecuencias para el futuro de la nación.

Henrique VIII es una figura capital en la historia de Inglaterra y, por extensión, en la de Europa entera. Conocido popularmente por su afición a decapitar esposas y a contagiar enfermedades venéreas varias a sus múltiples “mistresses”, el segundo de los monarcas Tudor se atrevió a romper relaciones con la, en aquel momento, Iglesia única de Europa transformando su país no sólo en el plano religioso, sino también en el político, económico y legal. Es gracias a él que los ingleses comienzan a sentirse diferentes (y hasta hace poco superiores) a los habitantes de la decadente vieja dama continental, diferencia que aún a día de hoy los hace rechazar la moneda de la UE o conducir por el lado contrario a la gente de bien.

¿Qué esperar pues de una película que convierte la corte de los Tudor en un lupanar de lozanas muchachas nobles deseando ganarse los favores (sexuales) del rey y al propio Enrique VIII en un pelele incapaz de enfrentarse a una mujer que le es tan inferior en posición? Nada bueno, nada bueno… “Las hermanas Bolena” peca en exceso del tan contemporáneo vicio de “humanizar” cualquier personaje que pueda oler un poco a héroe, y créanme cuando les digo que hoy en día “humanizar” equivale irremediablemente a rebajar a los personajes a un registro que raye lo zafio y simplón.

Además, Justin Chadwick se ve que ha confiado la labor de montaje a dos chimpancés que manejaban la maquinita mientras les clavaban palillos en los ojos, porque si no no se explica uno el vaivén de cámara y la velocidad que tienen algunas escenas, sobre todo las de bailes, cenas en palacio y demás, que llegan a ser verdaderamente mareantes.

La película mejora hacia el final (sólo la aparición de Mr. Bean disfrazado de Reina Madre podría empeorarla) cuando ya Ana Bolena se vuelve un poco loca al no poder conservar su nuevo estatus como reina. La Portman hace pucheros y sufre y llora mientras su hermana la Johansson se muerde compulsivamente el labio inferior (tic que muestra en todas sus películas). La simbiosis entre ellas es menos que nula. Eric Bana luce unas hombreras que ríanse ustedes de Mili Vanilli. Y ya.

A destacar el trabajo de Ana Torrent en el papel de Catalina de Aragón básicamente porque, aunque su interpretación no sea excepcional, es la única que reviste a su personaje con el peso y la dignidad que se le suponen a figuras de esta índole.

Recomendada para los que ignoren por qué la reina de Inglaterra tiene que llevarse tan bien con el obispo de Canterbury. Y para los que quieran ver cómo, excepcionalmente, un personaje histórico de origen español es tratado con dignidad y respeto en una película extranjera.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion