Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Step brothers

Duración

98min

Dirección

Adam McKay

Guión

Adam McKay, Will Ferrell

Reparto

Will Ferrell, John C. Reilly, Andrea Savage, Lurie Poston, Elizabeth Yozamp

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Hermanos por pelotas
Autor: malabesta
Fecha: 03/11/2008.
Póster Hermanos por pelotas

Hermanos por pelotas

Digerido por malabesta

¿Qué decir de una película como "Hermanos por pelotas"? Pues por ejemplo, que es muy mala. Mucho más allá de lo que el sufijo "...por pelotas" de su título pueda hacer sospechar.

Porque eso de añadirle pelotas al apelativo original ya es una costumbre torera en España. "Step brothers" aquí es "Hermanos por pelotas". "Mr. Woodstock" se estrenó como "Cuestión de pelotas". ¿"Bad News Bears"? "Una pandilla de pelotas". Y la próxima semana se estrena "The Rocker", que llegará a las salas como, ni más ni menos, "Un rockero de pelotas". ¿Por qué? ¿Cuál es el objetivo de la traducción chusca? ¿En qué pensaban? ¿Y "La pelota vasca" de Médem? Por otro lado, todas ellas (y no me arriesgo mucho con la que aún no se ha estrenado) son espantosas, así que en cierto modo hay una función social detrás de las pelotas; uno ya sabe de qué películas huir.

La que nos atañe: Brennan (Will Ferrell) y Dale (John C. Reilly) tienen cuarenta años y viven con su madre (Nancy Huff) el primero y con su padre (Richard Jenkins) el segundo. Cuando los senior deciden casarse, ambos se convierten en hermanastros, con las alocadas y cómicas consecuencias que todos nos podemos imaginar, pero que han sido sustituidas en la película por otras absurdas y sin gracia.

Para ahorrarle tiempo a los que tengan prisa, absolutamente nada es salvable en la película. Más allá del concepto de dos cuarentones que se comportan como adolescentes frikis, algo que, como sabrá cualquiera que haya ido a una fiesta de disfraces, tiene gracia durante unos diez minutos, "Hermanos por pelotas" no ofrece nada. El humor oscila entre lo obsceno (haciendo honor al título, podemos ver las pelotas de Ferrell) y lo incómodo, la basarse muchos de los chistes en la humillación de alguno de los protagonistas o de los secundarios. Dado que la gracia escasea, la naturaleza de los chistes no hacen mucho por que el espectador empatice con los personajes.

...lo que confiere a "Hermanos por pelotas" el aspecto de una sucesión de gags; palabra que en este caso debería leerse como la onomatopeya de una arcada.
Además, todos ellos no pasan de ser un chiste. Los cuarentones adolescentes, el hermano triunfador y abusón, etc., todos son una frase en un papel, un estereotipo, algunas veces muy rebuscado pero siempre carente de alma. Por lo tanto todas las decisiones que toman, que al fin y al cabo dan forma a la historia de la película -aún sigo sin saber muy bien de qué iba- carecen de coherencia y de motivos, lo que confiere a "Hermanos por pelotas" el aspecto de una sucesión de gags; palabra que en este caso debería leerse como la onomatopeya de una arcada.

De seguir así, la carrera de John C. Reilly será usada por madres de todo el mundo para ejemplificar ante sus hijos los efectos de las malas compañías. De películas como "Bandas de Nueva York" y papeles como el de Mr. Celofán en "Chicago", tras conocer a Will Ferrell, Reilly ha pasado hacer cosas con pelotas en su título. Desde luego, "Hermanos por pelotas" será un punto bajo en las carreras de ambos.

En fin, una espantosa comedia, sólo recomendada para aquellos que se pregunten cómo será la vida después de verle las pelotas a Will Ferrell. La mía es mucho peor.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion