Ficha

País

UK

Año

2007

Título original

Becoming Jane

Duración

120min

Dirección

Julian Jarrold

Guión

Kevin Hood, Sarah Williams

Reparto

Anne Hathaway, James McAvoy, Maggie Smith, Julie Walters, James Cromwell, Joe Anderson

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La joven Jane Austen
Autor: bronte
Fecha: 17/10/2007.
Póster La joven Jane Austen

La joven Jane Austen

Digerido por bronte

"La joven Jane Austen" nos ofrece un biopic de una de las más queridas escritoras en lengua inglesa. Autora de best-sellers como "Sentido y sensibilidad", "Orgullo y prejuicio" o "Emma", la película se aleja de la gracia e ironía de los textos de Austen para intentar hacer una radiografía de la realidad de su autora, y como era de esperar, resulta mucho menos encantadora que cualquier cosa escrita por ella.

El afán de introspección personal, al que se le añade un deseo de explicar concienzudamente la situación de desprotección legal a la que se vieron sometidas las mujeres en el siglo XIX, recrean un sucedáneo de las novelas de Austen pero falto del componente artístico que efectivamente se desprende de otras películas basadas en sus obras. La película insiste de manera dramática en el hecho de cuán importante era para las mujeres en ese momento casarse, como único posible método de supervivencia, subraya las esclavitudes familiares, el componente político y pragmático de los matrimonios, pero en ningún momento llega a construir unos personajes redondos con vida propia, más allá que la de sostener las "denuncias" de la película.

De esta manera la picardía de Austen a la hora de caracterizar a sus creaciones se ve sustituida en "La joven Jane Austen" por una descripción algo simploide de sus caracteres. El filme cuenta el primer amorío real de Austen, la que nunca se llegó a casar, pero que nos consta por documentación de la propia autora que por ahí un escarceo hubo con un caballero llamado Tom Lefroy, quien luego llegaría a ocupar un alto puesto en la judicatura irlandesa. Al parecer Mr. Darcy está inspirado por este mozalbete (según algunas teorías) y de ahí una torpe presentación a nivel de guión como orgulloso y snob. La manera en que director y guionista enamoran a la pobre Jane no pasa de ser una exaltación del macho, peleando en todos los rings accesibles, practicando todo tipo de ejercicio físico y bañándose en el río como Dios lo trajo al mundo. Por supuesto, todo esto es imaginación de los responsables porque no hay constatación de tal enconada pasión en la vida de la escritora, y quizás por eso mismo hace que todo el conjunto resulte inconsistente e hilvanado con propósitos muy claros. Intentar explicar toda la personalidad y visión vital de Jane Austen a través de este amor juvenil frustrado, definitivamente limita el personaje de manera dramática.

Aunque la película es inglesa, el desarrollo de la trama parece más bien americanoide, y no es posible encontrar la flema británica en este producto. La presencia de Anne Hathaway no hace sino intensificar este efecto, con ciertos modos y maneras que en absoluto parecen concebibles en una actriz de la Gran Albión. Y menos en una actriz de la Gran Albión interpretando a un personaje de la época. Fíjense si no en la cara que pone al final (terrible, terrible y explicativa coda) al escuchar a la cantante. Por su parte, James McAvoy, muy de moda este año, ofrece un físico muy atractivo para este tipo de historia, pero también carace de la estilización formal que hubiera hecho falta, más por la falta de dirección que por la falta de talento. Como, repito, la Austen nunca llegó a casarse, y estando presentado este hipotético amor como "la madre de todos los amores" en la vida de la escritora, los responsables del filme se ven abocados finalmente a un largo final (o innumerables finales), viva la redundancia, lleno de dolor, y desilusión y sentimientos defraudados que, sin embargo, posiblemente dejarán a todo el mundo igual que estaba. Que Austen fuera escritora o no, importa poco en resumidas cuentas para este filme.

La película está bien ambientada, por lo menos a nivel usuario, posiblemente los historiadores encontrarán más de un anacronismo, y como era de esperar está trufada de paisajes y verde y colinas y cielos encapotados. Pero va a ser difícil empatizar con un proyecto que parece tan de laboratorio. Un proyecto que más intenta recrear que crear. Y ay... a estas alturas, eso es un pecado en arte.

Recomendada para incondicionales del corte imperio.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion