Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Juno

Duración

96min

Dirección

Jason Reitman

Guión

Diablo Cody

Reparto

Ellen Page, Michael Cera, Jennifer Garner, Jason Bateman, Allison Janney, J.K. Simmons

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Juno
Autor: bronte
Fecha: 01/02/2008.
Póster Juno

Juno

Digerido por bronte

Parece ser que "Juno" es la "Little Miss Sunshine" de este año según dicen por ahí. En mi modesta y técnica opinión, se parecen como un huevo a una castaña, y no sólo porque el tema no tenga nada que ver lo uno con lo otro. Mi poco tópica comparación viene a cuento de que mientras "Little Miss Sunshine" trataba de temas bastante profundos así como quien no quiere la cosa, no tengo yo aún muy claro de qué trata "Juno". Evidentemente va de una dieciseisañera que se queda encinta, del proceso del embarazo, y de la relación de la adolescente con la potencial pareja adoptadora y con todo personaje que aparece en la pantalla, pero no sé realmente de qué más.

Para descargar primero lo fuerte diré que lo que más me ha llamado la atención, o llenado de estupor, como prefieran, es el hecho de que el embarazo en sí podía haber sido fácilmente conmutable por un proyecto de naturales y no hubiera pasado nada. Imagínense: una pareja de yupis quiere tener un volcán que echa lava de blandiblú tamaño utilitario, y como ellos no lo pueden hacer, se lo encargan a una adolescente cursando estudios en el instituto. Mientras la niña se aplica con denuedo en el proyecto, todo el mundo espera y de vez en cuando se relaciona. "Juno" no hubiera cambiado dramáticamente de ser esta la trama. Cuando la protagonista se queda embarazada, resopla un poco, pero no más que si hubiera suspendido matemáticas y cuando se lo comenta a sus padres, bueno... estos miran un poco hacia el techo, pero vamos, como si la hubieran pillado fumando. Por su parte, la familia adoptante, pues oye, como quien espera un paquete certificado.

No llama tanto la atención que unos personajes puedan vivir tan livianamente un hecho como es el de traer una nueva vida al mundo (tal y como está la cosa), sino la reacción del público, que se lo ha tomado más que bien. No sé qué pensaría Lorca de esto. Lo cierto es que tal vaciedad de contenido vital es habilidosamente suplida por un estilo de dirección no especialmente novedoso, pero resultón. Nos referimos a este método entre independiente-entrañable-cómico-algo friki, que tanto se ve últimamente por las carteleras americanas. El humor suele basarse en las rarezas de los personajes, lo independiente en que tratan temas así como un poco de lado (supuestamente), y lo entrañable en que al final siempre to er mundo é güeno.

Ellen Page honestamente me ha parecido una gran actriz, pero a veces se pasa de macarra.
Lo cierto es que es casi más fácil decir de qué no va que de qué va. No va de la angustia de una pareja por no tener hijos, ni va de Yerma, ni va de la problemática de los embarazos no deseados, ni va de la inmadurez emocional de los romances adolescentes, ni va del dolor que supuestamente debe conllevar deshacerse de un bebé para darlo en adopción, ni de la temática abortista ni de nada así. Va de muchos chistecitos encadenados, que no sé yo si por aquí van a tener mucha gracia. Claro que la guionista está de bastante buen ver, con su flequillo a lo Betty Page, y encima se ha puesto un nombre tan ridículo como "Diablo Cody", así que sin lugar a dudas todos sus productos tendrán un éxito bastante considerable, y todo el mundo los dará por muy innovadores, porque así está la cosa.

Jason Reitman es un director que se va defendiendo aunque por el momento tampoco es que destaque como una petunia entre cardos borriqueros. En esta ocasión ha querido dar un tono más flower power que en otras producciones de su puño y letra, y sinceramente, se le ha ido un poco la mano en la dirección de Ellen Page (Juno), que honestamente me ha parecido una gran actriz, pero que a veces se pasa de macarra. Si hubiera una niña tan macarra en el mundo, es seguro que su padre no miraría al techo cuando le llegara a casa entripada. Más bien se sacaría el cinturón (en los estados que no sea ilegal). Aparte de eso, todos los actores están más que bien (bien por la recuperación de Jason Bateman), y es la interpretación el gran fuerte de esta película, que en los últimos momentos, cuando ya ha nacido el crío, es francamente tierna.

Recomendada para la gente que quiera entender por qué en inglés dar a luz se dice "deliver", el mismo verbo utilizado para las pizzas.


Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion