Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Surf's up

Duración

85min

Dirección

Ash Brannon, Chris Buck

Guión

Lisa Addario, Christian Darren

Reparto

Shia LaBeouf, Jeff Bridges, Zooey Deschanel,Jon Heder, James Woods

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Locos por el surf
Autor: bronte
Fecha: 19/08/2007.
Póster Locos por el surf

Locos por el surf

Digerido por bronte

¿Cuántos pingüinos puede aguantar un ser humano? Primero fue "Madagascar", contra la que yo no tengo nada en contra. Después "Happy feet", película de altos y bajos, y finalmente "Locos por el surf", un producto veraniego, que afortunadamente amargará las vacaciones a pocos, sin exceptuamos a los sufridos críticos. El filme en cuestión, no es sólo una buena prueba de lo reiterativo de la dinámica cinematográfica, evidente en la última fijación con los pobres pingüinos, sino también en que el doblador protagonista es Shia LaBeouf, en su año "hasta en la sopa".

"Locos por el surf" funciona como testigo de las modas y modos actuales del sector audiovisual, y no sólo por los pingüinos. La historia de un idem que quiere llegar a ser el mejor idem surfero, da para soltar un tipiquísimo discurso sobre las "ganancias y peligros del camino hacia el éxito". Que en la cinta se digan explícitamente frases como "los amigos son mejores que los trofeos porque los amigos son para toda la vida y los trofeos..." dibujan claramente un producto que por mucho que se escude tras su público objetivo infantil, está muy escasito en el tema de la historia. Desde el interés amoroso, presentado como tal de manera obvia, hasta el mentor, presentado como tal de manera obvia, no hay espacio en "Locos por el surf" para un poquito de arte. Todo es evidente y machacón.

No es el triple axel de la escritura cinematográfica
Pero la película también se marca sus pasos toreros con el formato. Básicamente haciendo de la trama un documental o mejor dicho un "falso documental" aunque esto es evidente. Seguir el camino hacia la gloria de Cody, el pingüino surfista, es el objetivo de un documental a través del cual se presenta la película. Eso propicia cierta parodia del lenguaje televisivo, pero sobre todo, les facilita a los guionistas el poder poner a los personajes frente a la cámara y decir con todas las letras lo que piensan o sienten. Lo cual, obviamente, no es el triple axel de la escritura cinematográfica, y más cuando esas apelaciones a cámara tampoco tienen excesiva gracia.

Con la cosa del surf, los entendidos disfrutarán mucho viendo la cinética de las olas y las gotas de agua y el chorro va, chorro viene; puede que los surferos también tengan ahí su momento de regocijo con el "tubo" y otras lindezas. Pero el resto de los mortales se preguntarán qué hacen en el cine asistiendo a la llegada al olimpo surfero de un pingüino. Tópicos propios de nuestra cultura, tales como "la creación de los mitos", "los auténticos valores", y "persigue tus sueños", y que se traducen en "vive deprisa y deja un bonito cadáver", "haz las cosas por amor y no por interés" y "no hay dolor", trufan todo el metraje.

Puede que les guste a los niños poco exigentes, pero no se convertirá en un clásico. Suena a muy visto que es una bonita frase. Recomendada para surferos plumados.

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion