Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Reno 911: Miami

Duración

84min

Dirección

Ben Garant

Guión

Ben Garant, Kerri Kenney, Thomas Lennon

Reparto

Carlos Alazraqui, Mary Birdsong, Ben Garant, Kerri Kenney-Silver, Thomas Lennon

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de íMaderos 091!
Autor: malabesta
Fecha: 05/06/2007.
Póster íMaderos 091!

íMaderos 091!

Digerido por malabesta

“¡Maderos 091!” es la versión para el cine de una serie televisiva, “Reno 911”; una popular comedia que nació como una parodia de “Cops” (aquel reality en el que una cámara perseguía a una pareja de policías en sus quehaceres diarios). En España no se emite en ninguna cadena, y tampoco hay una versión española (“Los hombres de Paco” versiona otras series) protagonizada por El Sevilla o alguno de sus amigos. Aún así, algo muy malo debemos de haber hecho, porque “¡Maderos 091!” ha llegado a nuestras pantallas.

La película está destinada exclusivamente a los seguidores de la serie. De los ocho protagonistas, sólo uno tiene una -mínima- introducción: el teniente Dangle (Thomas Lennon). Él es el jefe de una ortopédica brigada de policía en Reno. Al igual que sus compañeros, es sumamente incompetente y bastante inadaptado. A diferencia de ellos, si algún día los Village People necesitasen reemplazar a su patrullero, Dangle sería el “hombre” para el trabajo. La única carta de presentación del resto de los agentes es su aspecto, a partir del cual el espectador ha de reconstruir el personaje completo.

Por suerte, la serie original ya va por su quinta temporada, así que aunque todos ellos tienen un origen bastante arquetípico (una ex-cabaretera, una lesbiana que no sale del armario, el obsesionado por las armas, etc), han tenido mucho tiempo para evolucionar, y tienen una personalidad muy completa, de manera que uno se hace con los personajes rápidamente. Resulta curioso (a la vez que habitual) que mientras que los personajes blancos tengan todos sus particularidades que los hacen únicos, los dos policías negros, Raineesha (Niecy Nash) y Jones (Cedric Yarbrough), se definan principalmente por su etnia, y se limiten a comportarse como extras de “El príncipe de Bel Air”; especialmente Jones, que es tan estándar que desaparece completamente de la película.

“¡Maderos 091!” se estructura como una sucesión de gags heredados de la televisión, muy políticamente incorrectos y con su ración de humor grosero; aunque es imposible no reírse, el nivel medio de estas gracietas es bastante bajo. Muchas veces se alargan demasiado, y en lugar de terminar la escena justo después del chiste o la sorpresa, se prosigue con el castigo a los personajes, dejando un poco de mal sabor de boca.

Lo peor de la película es la historia. Los policías de Reno han sido invitados a una convención en Miami, pero por un problema técnico no están en la lista de asistentes, por lo que se quedan fuera. Con tan buena suerte que un ataque bilógico hace que el palacio de congresos tenga que ser puesto en cuarentena, de manera que los ocho desastrosos protagonistas están a cargo de la seguridad de todo Miami. No sólo por esto la película tiene más de un punto de contacto con “Loca academia de policía”, pero estando a un nivel mucho más bajo.

Quizá sea también un chiste, o quizá una referencia a la serie original que yo no he visto, pero la trama de “¡Maderos 091!” es una soberana memez. Está muy mal integrada en el conjunto, pues en lugar de hacer que cada uno de los sketches sean parte de ella y hagan avanzar la historia, se van alternando. Así, toda la intriga se desarrolla y resuelve en cinco escenas contadas, y el desenlace es de juzgado de guardia. No acostumbro a destripar finales, pero este se merece una excepción: cuando faltan unos veinte minutos para que acabe la película y aquello ya no tiene a dónde ir, los protagonistas se encuentran en la habitación de una casa a los dos malos intercambiando el antídoto que curará a los policías infectados. Y ya está.

El largo recorrido de los actores en televisión interpretando estos mismos papeles se nota, de manera que uno nunca sabe qué parte del personaje es un rasgo del actor aprovechado en pantalla y qué parte es actuación real. Aún así, el nivel es bastante bueno, aunque ninguno tiene una vis cómica excepcional. Además del reparto original, la película abunda en cameos, como los de Danny DeVito o Dwayne 'The Rock' Johnson, cuya autoparodia es lo mejor de la película.

En fin, una comedia fallida, recomendada para vigilantes de pasillo.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion