Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Mamma mia!

Duración

108min

Dirección

Phyllida Lloyd

Guión

Catherine Johnson

Reparto

Meryl Streep, Amanda Seyfried, Stellan Skarsgård, Pierce Brosnan, Colin Firth, Julie Walters, Christine Baranski

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Mamma mia!
Autor: farrell
Fecha: 23/08/2008.
Póster Mamma mia!

Mamma mia!

Digerido por farrell

Apuesto que nadie que vea “Mamma Mia” es capaz de no mover la cabeza de un lado a otro al compás de la música y tararear los tres estribillos que todos nos sabemos. Además, decir que las letras de las canciones cuentan cada una una historia, yo nunca me había fijado, y están realmente bien escritas. Así que, sí, ABBA era un grupo (supuestamente) hortera de los 70 con unas pintas muy raras, pero desde luego supieron dar al mundo algunas de las canciones más conocidas de los últimos 30 años. Pues algo tendrán. Con todo, a los legos en la materia como yo, es decir, al 90 % de la población a los que les suenan “Dancing Queen” y “Mamma mia” y poco más, no creo que les salga rentable pagar los euros que cuesta la entrada para una película que desde luego nadie, ni siquiera los que la hicieron, parece tomarse en serio. En resumen: las canciones de ABBA están bien, y… ¡qué mala es esta película, Dios mío!

Uno de los fallos más notables de “Mamma Mia” es que parecen haber transportado el montaje teatral a la pantalla grande sin pararse a pensar que se trata de dos soportes completamente diferentes. El hecho de que gran parte del equipo creativo haya formado parte de los montajes de Londres y Nueva York, con la directora Phyllida Lloyd a la cabeza, da buena prueba de ello. Es decir, cualquiera que haya visto un espectáculo musical en un teatro sabe que por muy simples que sean las coreografías o muy malas las canciones, ver a 30 personas pegando saltos al compás en un escenario mientras cantan sin desafinar y la escenografías aparecen y desaparecen de la nada es realmente impactante. Otra cosa es el cine. Los números musicales en esta adaptación se basan en poner a 100 personas, buena parte de ellas paisanos y paisanas griegos, moviendo el brazo para arriba y para abajo como si la directora esperase que así nos vamos a tragar que esa es una coreografía de verdad. Que los números tienen casi todos un tono cómico, vale, pero además tienen un tono cutre de "obra del cole".

En cuanto a la historia, pues queé quieren que les diga, el punto de partida es interesante, sí, el tema de la hija que reúne a sus tres posibles padres sin que su madre lo sepa, pero al tener la película tantos personajes y ser la mitad del metraje de canciones y saltos, pues las relaciones entre ellos quedan completamente diluidas, atisbándose cosas al principio de las que luego se olvidan los guionistas para recuperarlas al final (el “secreto” del personaje de Colin Firth, por ejemplo) y con la aparición de multitud de personajes que se quedan a medio camino entre el ensemble y el prototipo de amigo / a del / la protagonista. El guión avanza a duras penas y da la impresión de que la película dura lo que dura porque hay que meter cuantas más canciones de los suecos mejor, pero, vamos,  que la historia está lista para llevar a la media hora. Por último, el humor (esto es una comedia) también de patio de colegio, con su pizca de referencias sexuales, su pizca de ancianos griegos bailando “Gimme, gimme, gimme” y poco más. Que no es esto “Historias de Filadelfia”, en resumen.

¿Y qué destacar de todo este despropósito de película? ¿Pues qué va a ser? Meryl Streep, como siempre, a la que estoy seguro de que estas vacaciones en las islas griegas le vinieron de maravilla y que tiene más presencia en pantalla que todo el resto del reparto junto elevado al cubo. Y es que la trama, interesante, está fatalmente desarrollada y todo resulta bastante caótico y estúpido, pero cuando sale Meryl parece que algo de cine se vislumbra por ahí. Además canta bien, con un timbre muy especial y bonito, aunque no muy dentro de los cánones de las cantantes de musical de belting poderoso. Tampoco este musical parece muy “carne de Broadway”.

Recomendada para gente a la que le resulta muy fácil que una película con canciones le suba la moral.

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion