Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Heartbreak Kid

Duración

115min

Dirección

Peter Farrelly, Bobby Farrelly

Guión

Peter Farrelly, Bobby Farrelly

Reparto

Ben Stiller, Michelle Monaghan, Malin Akerman, Jerry Stiller, Rob Corddry, Carlos Mencia, Scott Wilson

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Matrimonio compulsivo
Autor: bronte
Fecha: 15/10/2007.
Póster Matrimonio compulsivo

Matrimonio compulsivo

Digerido por bronte

Si yo no fuera una profesional de los pies a la cabeza diría que Ben Stiller empieza a caerme pero que muy gordo. Yo no tengo nada en contra de los actores que viven un personaje cómico definido y repetido, pero lo mínimo que les pido es que, efectivamente, resulten cómicos. ¿Qué gracia tiene ver una y otra vez a Stiller ir de desgracia en desgracia en cada una de sus películas? Éste es el caso del querido Ben, que desde problemas gástricos de lo más desagradable hasta pillarse el prepucio con una cremallera, no le ha faltado más que resbalar con una cáscara de plátano para tener el completo. Y ni así.

De los Farrelly se podría decir otro tanto, que cuando se ponen en plan romanticón tocan bastante los apéndices nasales. Pero como yo no soy especialmente conocida por no reconocer lo bueno incluso dentro de malo, y más cuando tiene el mundo entero en contra, añadirá que "Tontos muy tontos" sigue siendo su mejor película, que "Pegado a ti" constituía un apreciable ejercicio sobre humor de situación y que "Amor ciego" contaba con la inestimable presencia de Jack Black. Por la contra, películas como "Algo pasa con Mary", "Yo, yo mismo e Irene" y "Matrimonio compulsivo" se basan en un romanticismo de pacotilla, aderezado con todo tipo de groserías y situaciones lamentables.

En "Matrimonio compulsivo" nos encontramos más de lo mismo. Ben Stiller, ya en su cuarentena, decide casarse algo de improviso con una chica muy mona. Se van de luna de miel a Méjico, allí conoce a otra no tan mona, que casualmente es la chica de la película, y entonces su esposa se convierte de pronto en una lunática, al tiempo que el descubre que la otra es mucho mejor que su mujer, porque da muchos codazos y es muy chicarrón y muy camarada y similares. Los que vean la película en versión original, descubrirán además la voz de Michelle Mohaghan, la de los codazos, que es una voz de cazallera absoluta y que da la impresión de que antes de rodar cada secuencia se mete en el cuerpo un litro de absenta o algo parecido. Su encanto sigue siendo desconocido para ésta que les escribe, y la otra pobre, Malin Akerman, sólo sentir compasión por una chica tan mona en papel tan desagradecido. El giro final de la trama no arregla nada, como suele ocurrir. Pobre Neil Simon, autor del guión de la película original de 1972 y lo que hacen con su trabajo.

Los gags no empleados en humillar a Ben Stiller, se aplican en humillar a los méjicanos y a todo aquel que pase por allí, especialmente si se pueden mentar ítems como el satirismo y tal. Si a alguno le parece que esta crítica es poco detallada acierta, pero es que hay muy poco decir. Es como ver otra vez "Algo pasa con Mary", o "Los padres de ella" o "y entonces llegó ella". Se podría hablar largo y tendido sobre la evolución del dolor como elemento cómico, pero, en serio, esta película no merece el esfuerzo. Lo único reseñable es que el personaje del padre del personaje de Ben Stiller está interpretado por el padre de Ben Stiller, también conocido como Jerry Stiller. Pero claro, ver a este hombre diciendo cosas sobre "pussies" y bragas después de haberle visto como el padre de George Constanza en "Seinfeld" es como poco, grimítico.

Un rollo. Dios mío, manda una buena película. Recomendada para todos aquellos que se rían viendo a las moscas volar.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion