Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Max Payne

Duración

100min

Dirección

John Moore

Guión

Beau Thorne

Reparto

Mark Wahlberg, Mila Kunis, Beau Bridges, Nelly Furtado, Olga Kurylenko, Ludacris

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Max Payne
Autor: bronte
Fecha: 18/10/2008.
Póster Max Payne

Max Payne

Digerido por bronte

No se puede ir con mejor disposición a ver una película. Eran las cinco de la tarde, ya repuesta de la siesta y con la noche aún bien lejos. Además, sale Mark Wahlberg. Bueno, pues bostezar, bostecé que da gusto. Y eso que está dirigida por John Moore, responsable de la entretenidísima "El vuelo del fénix" y "Tras las líneas enemigas" que tener, tiene sus defensores. Yo estaba entregadísima los primeros quince minutos. Luego me fui desinflando y aunque tiene subidas y bajadas, salí más que decepcionada.

"Max Payne" tiene dos problemas de primera categoría. Bueno, tres. El tercero me duele reconocerlo y es que Mark Walhberg no da la talla. No la da. No es un hombre duro. No lo es. Temo que se haya quedado un poco atrapado en los calzoncillos. Sigue pareciendo un niño mono con un carisma de algodón 100%. Así que durante la mitad del metraje una no puede dejar de pensar: esto no se lo cree nadie. A veces incluso sobrevuela un pensamiento tipo: a éste  le dan una bofetada con la mano abierta y lo matan.

Pero vayamos con los problemas que sí hubieran tenido solución. En primer lugar, el ritmo. Es posible que también por la insuficiente actuación de Mark la cosa se resienta, pero no es sólo suya la culpa. La película pasa por crestas y valles como el Dragon Kahn de "Port Aventura". A veces parece que nadie tiene muy claro que está haciendo en esa película. El personaje no es en absoluto coherente y en ocasiones está paradísimo. Otras veces se para la acción para poner la infografía y otras para enseñar lo bonita que les ha quedado la imagen degradada mientras parece que no pasa nada. A veces parece que son dos películas diferentes. O tres. O cuatro. O mil.

El segundo problema criminal es el guión. Yo no sé cómo será el videojuego porque, les seré sincera, jamás he jugado a él. Pero sé que la manera en que está llevado el pasado de Max Payne es simplemente terrible y pasteloso. Añádanle que Mark no logra transmitir el resentimiento. Y no sólo eso, la propia estructura, la manera en que está llevada la investigación es lamentable. La primera vez que el espectador ve un ala es capaz de reconocerla el resto de los lugares y ocasiones en que aparece. Pues bien, a los personajes les lleva como una hora darse cuenta de que si aquí hay un ala y allí también, a lo mejor puede estar la cosa conectada.

Las salidas y entradas de los personajes, otra fiesta. Eso parece un speed dating. Aparecen y desaparecen con la misma rapidez y facilidad. Episódico total. Primero aparece Olga Kurylenko, que hace lo suyo, enseña el cuerpo serrano y si te he visto no me acuerdo. Luego aparece Donal Logue y estamos en las mismas. Más tarde aparece Beau Bridges, que se ve que cobró más y también aparece más adelante. Chris O'Donnell, recuperado para el cine después de mucha televisión, también tiene sus cinco minutos de gloria. Cinco minutos en los que definitivamente se come a Mark Wahlberg en la que es una de las mejores escenas de la película. Que no se me olvide Mila Kunis, que es como una Barriguitas crecidita. Lo de su personaje es de traca. Al principio parece una despiadada asesina a sueldo. Al final acaba de consultorio sentimental con Max Payne. Muy coherente. Y así todos.

Si han visto los tráilers y les parece que la historia no es fiel al original, no se preocupen. Tendrán una historia de policías normal y corriente. Ahora eso sí, el presupuesto hay que justificarlo y eso se hace metiendo CGI como sea. Lo malo es que ya tirando al final, cuando a Max lo ponen con el fondo del dichoso CGI, el espectador decente querrá morirse. Para ésta que les escribe la cosa no tiene forma ninguna y no sirve más que para denotar lo  malísimamente mal que está Walhberg en esta producción.

El filme remonta básicamente en los tiroteos. Empieza muy estéticamente, con mucho contraste, una estética a medio camino entre el cómic y el noir. Y empieza bien. Pero pronto empieza a perder el norte y sólo se salva cuando se recurre a trucos clásicos como la cámara lenta y los close-ups. Y poco más hay que decir al respecto que no sea repetitivo. Hay que ver qué artistas hay con los tráilers.

Recomendada para gente en contra de las relaciones largas.


Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion