Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Unknown

Duración

98min

Dirección

Simon Brand

Guión

Matthew Waynee

Reparto

Jim Caviezel, Greg Kinnear, Joe Pepper, Joe Pantoliano, Peter Stormare

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Mentes en blanco
Autor: bronte
Fecha: 22/12/2006.
Póster Mentes en blanco

Mentes en blanco

Digerido por bronte

La mera idea de saber que en un lugar cerrado se encuentra un grupo de hombres que intentan sobrevivir, tal y cómo están las cosas, hace temer visceras y casquería. Afortunadamente, la presencia de Jim Caviezel, que ya sabemos todos que es muy pulcro y aseado eligiendo los guiones en los que participa, garantiza que estamos frente a un thriller de los de toda la vida, sin mutilaciones ni sangrados, y bien que se agradece.

Efectivamente "Mentes en blanco" es un thriller más o menos convencional, incluso en los numerosos giros o no tan numerosos giros sorpresivos o no sorpresivos con los que la trama nos premia. Giros que no diré en que momento tienen lugar para despistar al respetable, pero sobre los que puedo asegurar que en algún punto son bastante insospechados. Además de ello, su gran novedad añadida a este tipo de estructura es que los personajes no recuerdan quienes son, y en gran parte en eso se basa la película. Recién despertados del sueño de los justos por causa de un gas tóxico, no saben cuáles son sus identidades y sólo aciertan a discernir que unos son "buenos" y otros "malos". Ahora bien, cómo se reparten las bondades y maldades en esta trama, es justamente lo que tendrán que adivinar si quieren permanecer vivos. Esa innovación, no sólo propicia el puro elemento de entretenimiento de la cinta, sino que además introduce cierta reflexión filosófica sobre qué nos hace ser buenos o malos, o hasta que punto ser quienes somos está decidido por el pasado. A veces cuando somos capaces de pasar página de verdad, empezar de cero puede ser perfectamente posible (si no reaparece el pasado para llevarnos de nuevo al infierno de lo ya fijado). Pero no nos despistemos: el guionista, bastante habilidoso y de nombre Matthew Waynee, asimiló muy bien aquello que decía Hitchcock de que nunca se debe mentir en un flash-back, y salvo algunas incoherencias, como cierto tejemaneje que se traen con el teléfono, la película funciona bastante bien, resultando sus giros y requetegiros naturales, y no puestos por el ayuntamiento aunque no peguen ni con cola sólo para buscar el asombro del espectador.

Si algo falla en esta película es quizás la dirección, obra de Simon Brand, que aunque correcta, no ha sabido crear grandes climax ni anticlimax y toda la brillantez que pueda haber puede ser perfecta y únicamente achacada al guión. La puesta en escena es excesivamente monocorde tanto en la utilización del espacio como en la dirección artística, demasiado gris, y afortunadamente ahí están los actores, un reparto bastante vistoso, para darle gracia a la cosa. A Jim Caviezel no se sabe qué le ha pasado este año, que está desatado, y logra sin mucha dificultad convertirse en el protagonista absoluto del filme (aunque tanto guión como director le ayuden en esto). Greg Kinnear quiere hacerse repelente en algunas ocasiones, pero con esa cara que tiene consigue hacerse querer pese a ser insufrible por momentos. Barry Pepper a veces parece que ha sido muy mal elegido para el papel, pero luego se repasan mentalmente las informaciones que se dan de cada personaje y resulta que encaja perfectamente con su rol. Ese es otro de los puntos positivos del filme: la descripción de los personajes (allí hasta dónde llega, que sólo es hasta dónde es necesario) y sobre todo las relaciones que existen entre ellos, sin lugar a dudas son obra de un escritor profesional en el mejor sentido de la palabra.

El filme logra crear cierta intriga, aunque no tensión, y es de esos que deja más retrogusto pensando en lo dignamente que está construida la historia, que en las emociones que haya podido provocar. Recomendada para adictos al fósforo. Puntuacion