Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Love wrecked

Duración

87min

Dirección

Randal Kleiser

Guión

Stephen Langford

Reparto

Amanda Bynes, Chris Carmack, Jonathan Bennett, Fred Willard

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Mi ligue en apuros
Autor: malabesta
Fecha: 15/09/2008.
Póster Mi ligue en apuros

Mi ligue en apuros

Digerido por malabesta

Por alguna de esas oscuras carambolas del negocio que tanta alegría proporcionan a público y exhibidores, “Mi ligue en apuros”, que en su país de origen pasó directamente al reino de la tele, se estrena en nuestras pantallas. Su mayor aliciente parece ser el protagonismo de Amanda Bynes (al menos es el único miembro vagamente conocido del reparto), secundaria de “Hairspray”, y la dirección de Randal Kleiser, que alcanzó la fama y se despidió de ella con “El lago azul”.

La historia es sencilla: Jenny (Amanda Bynes) vive enamorada de Jason Masters (Chris Carmack), estrella del rock, mientras su amigo de la infancia Ryan (Jonathan Howell) vive enamorado de ella. Para estar más cerca de su amor, ambos aceptan un trabajo en el hotel favorito de Masters en la República Dominicana (curiosamente dirigido por Alfonso Ribeiro, más conocido como Carlton), en el que se encuentran a Alexis (Jamie-Lynn Sigler), enemiga de Jenny en la lucha por el afecto del cantante, prototipo de la “chica más popular”, y por lo tanto personaje a odiar.

Resulta curioso que en una cultura que valora tanto el éxito personal como es la americana, el malo de turno -particularmente en este tipo de comedias- es el chico/chica más popular del instituto. La más guapa o el más quarterback son indefectiblemente unos bastardos redomados a los que indudablemente el protagonista, perdedor nato, termina enseñando una lección de coraje, humanidad o quizá sobre el verdadero significado de la Navidad o Acción de Gracias.

Hay que ver cómo ha mejorado Amanda Bynes entre esta película (de 2005) y “Hairspray” (dos años después). Además de no tener casi ninguna gracia, su actuación está al nivel de obra de teatro del instituto que parece ser el estándar de “Mi ligue en apuros”.
“Mi ligue en apuros” no es diferente, en ningún aspecto, a muchas películas, y sinceramente es un producto televisivo de sábado por la mañana. Es correcta pero floja en todos sus aspectos, con una historia que ya es como de la casa sin mucha gracia (tampoco han puesto demasiado esfuerzo) y unos actores que cuyas carreras están en un momento de gran pendiente, bien sea porque están subiendo del ambiente TV a la cumbre del estrellato hollywoodiense o porque van camino de zambullirse en el más oscuro de los anonimatos.

En cualquier caso, en su mayoría se trata de la cara bonita de turno, y poco más tienen que ofrecer al espectador. Hay que ver cómo ha mejorado Amanda Bynes entre esta película (de 2005) y “Hairspray” (dos años después). Además de no tener casi ninguna gracia, su actuación está al nivel de obra de teatro del instituto que parece ser el estándar de “Mi ligue en apuros”. Sus compañeros Chris Carmack y Jonathan Bennett, igual, lo cual es particularmente gravoso porque este último hace un poco de antihéroe gracioso, y Bennett tiene la vis cómica de un funeral.

En fin, una película rodada con la pasión de un encargo a última hora. Anodina comedia romántica adolescente, recomendada para anodinos adolescentes románticos.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion