Ficha

País

USA, UK

Año

2006

Título original

Miss Potter

Duración

92min

Dirección

Chris Noonan

Guión

Richard Maltby Jr.

Reparto

RenÚe Zellweger, Ewan MacGregor, Emily Watson, Barbara Flynn, Bill Paterson, Lloyd Owen

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Miss Potter
Autor: bronte
Fecha: 03/03/2007.
Póster Miss Potter

Miss Potter

Digerido por bronte

Un rótulo al final de la película informa al espectador de que Beatrix Potter se convirtió en la escritora de cuentos infantiles más exitosa de todos los tiempos. No es de extrañar. Su obra no sólo era innovadora y moderna, sino que además era arte. Cualquier dibujo de Beatrix Potter constituye una experiencia estética, deliciosamente emotiva, que ha influido intensamente toda la ilustración infantil posterior hasta hace bien poco. Y les escribo esto con la edición que de sus cuentos completos hizo la Editorial Debate en 1998, aquí mismo, a mi lado. En cada una de sus acuarelas, técnica dificultosísima, se puede apreciar su talento y su sensibilidad, su inmensa capacidad credora. Luego llegaron dibujacos como los de la película "El Cid, la leyenda" y se fastidió el invento.

Así que, bienvenida esta producción que rinde tributo a una de las ilustradoras más importantes de la historia. Parece que para llevar a cabo la biografía de Beatrix Potter, nadie mejor que Chris Noonan, conocido por ser el director de esa maravilla titulada "Babe, el cerdito valiente", otra obra en la que el amor por la naturaleza y más en concreto por los animales, se trasluce en ese recurso tan tierno que es el de personificar a los mismos, otorgándoles características racionales y emocionales que al parecer sólo tienen los seres humanos, dato que parece que empieza a estar en entredicho. De esta manera, en "Miss Potter" nos encontramos con una cuidada producción en la que se retrata un período tan hermoso como el de entresiglos en Gran Bretaña, con el estilo victoriano de Londres, y los encantadores cottages de Lake District, y frecuentemente semeja que estuviéramos asistiendo a un espectáculo en el que los propios dibujos de Doña Beatrix se hubieran convertido en escenarios naturales.

Por desgracia, la médula espinal del filme no está a la altura de las circunstancias. "Miss Potter" se duele de un torpísimo guión, que no se resiente tanto en los diálogos o descripción de los caracteres, que son correctos, como en su estructura básica. Pionera en todos los sentidos, Beatrix Potter no sólo se empeñó en trabajar, en publicar sus obras, en ser autosuficiente económicamente, sino que hasta entrada en la treintena (escándalo para la época) no consintió en casarse. Ella se sentía arropada por las criaturas de sus cuentos, y no necesitaba más compañía. Ahora bien, un suceso trágico marcó la vida de la escritora. Comprometida con su editor (el único que en principio creó en ella), el matrimonio no pudo llevarse a cabo finalmente por muerte imprevista de uno de los contrayentes. La película pone muchísimo interés en este pasaje romántico, y fallecido Norman Warne, aunque Beatrix Potter vivió muchos años más, se dedica nulo interés al resto de su vida, se soluciona deprisa y corriendo, la película acaba precipitadamente, sin mucho acierto y acuerdo, y hasta yo juraría que se oye una voz al fondo que grita "venga, marchando, que es hora de irnos a casa y se enfría la cena".

De haber querido hablar sólo de su relación sentimental, habría que haber estructurado el filme de otra manera para que ocupara todo el metraje, y no el despropósito de que a la hora de película parezca que ya no tienen ganas de trabajar más en este proyecto. El otro elemento reprochable del filme es la poca atención que se le presta al fin y al cabo a la obra de Potter. Algunas puntadas, exquisitas, muestran sus acuarelas tomando vida, animadas, e incluso mostrando las emociones de la escritora a través del comportamiento de los personajes. Para disgusto de sus seguidores, estos momentos son casi inexistentes en la cinta, y acusan la gran oportunidad perdida, ya que el mero apunte de explicar la vida de Potter a través de sus dibujos, anticipa rotundamente lo que podía haber sido un espectáculo maravilloso de haber tomado ese camino.

Renée Zellweger hace gala una vez más de que no le importa salir no muy agraciada en sus películas, y también demuestra de nuevo que aunque solvente, la versatilidad absoluta no es su mayor característica. Ewan McGregor adopta su registro "galán encantador", y cumple asimismo con profesionalidad. El resto de actores colaboran en esto de crear el ambiente que le corresponde a la historia, y sólo nos resta lamentar que de la trama no se hiciera cargo un buen escritor, pues es lo único que falla en todo el conjunto. El guionista, Richard Maltby Jr. procedente y exitoso en las artes escénicas, nos recuerda una vez más que aunque muy muy próximos, definitivamente el teatro y el cine son lenguajes diferentes.

Con todo, es una película que gustará, y que quizás esté más recomendada para adultos que para niños, ya que al fin y al cabo retrata la peripecia de una de las pioneras de la emancipación femenina, introduce una muerte que provoca el dramatismo, y los preciosísimos dibujos salir, salen poco. Recomendada para admiradores incondicionales de Beatrix Potter.

Puntuacion