Ficha

País

USA

Año

2009

Título original

Monsters Vs. Aliens

Duración

94min

Dirección

Rob Letterman, Conrad Vernon

Guión

Maya Forbes, Wallace Wolodarsky, Rob Letterman, Jonathan Aibel, Glenn Berger

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Monstruos contra alienígenas
Autor: malabesta
Fecha: 04/04/2009.
Póster Monstruos contra alienígenas

Monstruos contra alienígenas

Digerido por malabesta

"Monstruos contra alienígenas" es indudablemente un producto de Dreamworks Animation; lo sabrán ustedes porque está llena de animales que hablan y arquean mucho una ceja, además de por el nivel general de la producción: excelente en lo técnino y normal en lo cinematográfico.

Susan es una modosa mujer cuya máxima aspiración es casarse con su novio, hombre del tiempo y futura estrella de los informativos. El día de su boda, con algo más de suerte que los novios de O'Connell en "Doctor en Alaska", le cae un meteorito encima. En lugar de pasar a la historia, debido a los materiales cósmicos de la roca Susan adquiere un tamaño gigantesco y un nuevo peinado. Esto provoca (el tamaño, no el peinado) que automáticamente sea capturada por los agentes de un extraño programa gubernamental, que se encarga de mantener vigilados a seres como ella -que ahora se llamará Ginórmica-, el Eslabón Perdido (un hombre pez congelado durante miles de años), el Doctor Cucaracha (un científico brillante con similares problemas al de "La mosca"), BOB (una masa gelatinosa sin cerebro) o Insectosauro (una oruga radioactiva gigante). Sólo podrán conseguir su libertad después de derrotar a Gallaxhar, alienígena invasor.

"Monstruos contra alienígenas" es, cómo no, una comedia. Parece que los grandes estudios no terminan de ver la animación digital suficientemente madura como para contar otro tipo de historias, y siguen pretendiendo que el infantil es su público mayoritario. En este caso probablemente sea más indicada para adolescentes, principalmente por su moralina. Se divide entre el típico "no pasa nada por ser diferente" y un quizá un poco más novedoso mensaje feminista, acarreado no sólo por su enorme personaje principal, sino por muchas de las secundarias, que en esta película llevan los pantalones en más de un sentido.

Además, la mayoría del humor está lejos de los golpes, pisotones y tartas que suelen hacer reír a los más pequeños, y en cambio carga sus tintas en referencias cinematográficas y chistes un poco más de situación. Añada unas cuantas persecuciones, alguna que otra caída y un par de escenas emocionantes, y más o menos ya le queda el paquete completito.

Uno sale del cine con la impresión de que, con un poco más de cuidado, la película podría haber sido maravillosa. Muchas de las gracias que tiene son excelentes, pero se estropean un poco por la premura con la que parecen haber sido rodadas. Por ejemplo, en una de sus primeras intervenciones, el Presidente de los EEUU se acerca al platillo del alienígena, frente al que hay un órgano, y comienza a tocar la conocida sintonía de "Encuentros en la tercera fase", para luego continuar sin más con una sentida interpretación de la música de "Superdetective en Hollywood". La idea es muy buena, pero quizá invertir un poco más de tiempo preparando la sorpresa de esta segunda canción (intentando repetidamente, sin efecto, la primera, por ejemplo) hubiesen convertido la escena en memorable.

El doblaje original, en el que participan gente como Reesee Whitherspoon o un notable Hugh Laurie ha sido entregado a las manos españolas de una plantilla profesional, salvando a Carolina Cerezuela (de "Cámara café") que pone voz de manera más que competente a la protagonista. Y una vez más que nos ahorramos al enésimo cantante de moda pisoteando una película.

En fin, una comedia agradable, pero a la que le falta un poco de fuerza. Recomendada para mujeres de todos los tamaños. Y hombres también.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion