Ficha

País

Austria

Año

2006

Título original

In 3 tagen bist du tot

Duración

93min

Dirección

Andreas Prochaska

Guión

Andreas Prochaska, Thomas Baum

Reparto

Sabrina Reiter, Julia Rosa Stöckl, Laurence Rupp, Nadja Vogel, Michael Steinocher

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Morirás en tres días
Autor: bronte
Fecha: 28/07/2007.
Póster Morirás en tres días

Morirás en tres días

Digerido por bronte

"Morirás en tres días" es la primera película de terror austríaca. Para celebrarlo han decidido copiar fielmente "Sé lo que hicistéis el último verano (del siglo antepasado)", aunque con un sabor más europeo. Esto es, más lenta, con menos diálogo y con un tono general más seco. Entre los elementos que sí han querido calcar de los creadores del género, está el hecho de que los protagonistas de esta película sean unos adolescentes que bien pasan de los 25. Recién acabado el bachillerato se van de fiesta y reciben un sms anónimo que les avisa de que morirán en tres días. Evidentemente reaccionan cómo reaccionaría cualquier europeo menor de 30 años en la situación de que le llegase un sms anónimo, sin manera de saber quién es el remitente y avisando severamente de que su muerte se acerca: siguen de fiesta.

Tanta fiesta lleva a la película a ciertas situaciones de abuso, porque entre discotecas y vender canciones de la banda sonora ya se va una buena porción de cinta. El resto pasa entre silencios y fanfarrias, aunque es justo reconocer que menos lucidas que las americanas. Cuando por fin el primer adolescente amenazado aparece muerto, la gente del pueblo austríaco empieza a tomarse más en serio eso de los recados letales. La verdad es que la primera aparición del asesino tiene su aquel: está el mozalbete en el retrete jugando a mojar toda superficie anexa a la taza. Y en esto llega el asesino y se lo lleva a patadas. En fin, qué momento catártico. Qué venganza virtual para todas aquellas féminas que alguna vez hayan compartido mingitorio con varón.

No faltan momentos míticos como la protagonista corriendo en ropa interior por un bosque lluvioso
No faltan momentos míticos como la protagonista corriendo en ropa interior por un bosque lluvioso, el asesinato que es un sueño o el policía que pasa de los denunciantes cuando todo el público sabe que tienen razón y que efectivamente hay un asesino loco y rabioso por ahí suelto. Pero sí que faltan los tópicos del High School, que se han copiado en la medida de lo posible, pero que claro, la cosa no daba para más. Ahora eso sí, para que se note que la película es continental, presentan a un ciervo herido, pero muy herido, agonizando, y luego ahogan a una faneca sacándola de la pecera. Sinceramente es cuestión de estudio este afán de los europeos por el maltrato animal. La película transcurre entre gente que va de un lado al otro con mucho suspense, por si acaso aparece por ahí el criminal y cada asesinato es más casquero que el anterior. Que por cierto, el malandrín con chubasquero también va.

La cinta tiene sus momentos que pasan largamente del cinco pelado, conseguidos básicamente por el oficio de su director, Andreas Prochaska, quien de vez en cuando parece sufrir de ataques de parkinson en la sala del montaje y además hay muy pocos personajes, y claro, no se les puede matar a todos seguidos creándose una laguna de asesinatos que hace que el filme en su última media hora se ponga muy pesadito. Y es que esta gente no entiende, no entiende que los negritos eran diez, y no cuatro gatos. Para ponerla en su justa medida, dígase que es un trillón de veces mejor que los intentos nacionales al respecto.

Recomendada para gente a la que no le guste limpiar.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion