Ficha

País

España

Año

2008

Título original

Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra

Duración

94min

Dirección

Miguel Bardem

Guión

Carlos Martín, Juan V. Pozuelo, Miguel Bardem

Reparto

Eduard Soto, Pepe Viyuela, Berta Ojea, Mariano Venancio, Janfri Topera, Carlos Santos

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra
Autor: farrell
Fecha: 25/01/2008.
Póster Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra

Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra

Digerido por farrell

Una persistente sequía asola la tierra. Después de que todos los grandes agentes secretos del mundo queden fuera de juego al sufrir un atentado la sede de la JONU, Mortadelo (Edu Soto) y Filemón (Pepe Viyuela) son elegidos para recuperar una maléfica máquina que puede acabar definitivamente con el agua del planeta. Para ello tendrán que enfrentarse al malísimo Botijola (Carlos Santos) y sus secuaces, y contarán con la ayuda, entre otros, de la inefable secretaria Ofelia (Berta Ojea).

¡Qué mala costumbre tenemos en España de hacer películas malas, oiga! ¡Ayyyyyyyy! Da igual que algún canal de televisión haya puesto (obligado, claro está) un presupuesto con muchos ceros, que tengan entre manos material literario de primera o que cuenten con actores más que solventes: siempre hay algún director de cine y sus amigotes que se dedican a fornicar la marrana y hacer algún zurullo como éste.

¿Qué decir de Mortadelo y Filemón que no se haya dicho ya? Están a punto de cumplir los cincuenta años, los muy batracios; y ahí siguen, tan geniales como siempre. Los personajes de Ibáñez han crecido y han hecho crecer a varias generaciones de españoles, al que suscribe incluido, y huelga decir que el universo de botijos callejeros y perros con morcillas atadas al rabo forma parte ya de nuestro imaginario colectivo. También se da por hecho que Francisco Ibáñez, el páter familias de los dos superagentes y del profesor Bacterio, el Súper, Ofelia y el resto, debe disfrutar de su buena pensión y no tendrá problemas para llegar a fin de mes… ¿Por qué entonces deja que hagan esto con sus criaturas, hombre?

“Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra” es la prueba fehaciente de que un mono con un megáfono podría hacer una película, y que un perro asiendo un bolígrafo con la mandíbula podría escribir el correspondiente guión. Si bien el punto de partida de la historia tiene chicha y es además muy “ibañezesco”, a medida que avanza la trama cualquier espectador de más de cinco años y con más de cinco neuronas empieza a temer que aunque  seguramente la idea original haya sido de un escritor de películas, para hacer el resto hayan puesto al perro del que antes les hablaba. No es que la acción avance desordenadamente, es el que el guión de esta historia no tiene ni pies ni cabeza y punto: en un momento están los dos protagonistas tan tranquilamente en la TIA para al minuto siguiente verse inmersos en una lucha de gladiadores en ¡Mesopotamia! y después pasar a estar congelados en un cubito de hielo gigante que Ofelia tendrá que derretir. Y el malvado de la película por ahí a su bola, y que si de vez en cuando sale el Súper, y que si Ofelia al final se convierte en agente y es la que finiquita una historia que murió a los siete minutos de metraje y tralarí, tralará…

Por supuesto, la estética del tebeo está bastante conseguida, hay mamporros por doquier y a Filemón se le saltan los dientes unas 300 veces, pero el tipo de humor de esta película habría que calificarlo como grosero, absolutamente simploide y de nivel poco menos que subterráneo ya que, como es absolutamente ininteligible, la comicidad de la historia recae en la capacidad de Pepe Viyuela para hacerse cada vez más pupita y en la de Edu Soto para hacer una imitación (hasta de Chiquito de la Calzada) cada vez que Mortadelo se disfraza. Con todo, Carlos Santos y Berta Ojea están muy bien, sobre todo esa Ofelia con acento gallego que será la única que les haga desfruncir el ceño en la hora y media que perdura esta tortura.

En fin, recomendada para los que no sepan leer y tengan que “disfrutar” a Mortadelo y Filemón en el cine.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion