Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

The mist

Duración

126min

Dirección

Frank Darabont

Guión

Frank Darabont

Reparto

Thomas Jane, Marcia Gay Harden, Laurie Holden, Andre Braugher, Bill Sadler, Alexa Davalos, Nathan Gamble

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La niebla de Stephen King
Autor: malabesta
Fecha: 26/05/2008.
Póster La niebla de Stephen King

La niebla de Stephen King

Digerido por malabesta

La casi inabarcable obra de Stephen King por lo general no ha tenido mucha suerte a la hora de ser adaptada a la gran pantalla, y por cada "El resplandor" o "La milla verde", que también ha dirigido ésta, aparecen unas cuantas... bueno, unas cuantas como "La niebla de Stephen King".

Resulta casi increíble que Frank Darabont sea el director y guionista de las dos películas (además también de "Cadena perpetua", otra adaptación de King), así que existe la posibilidad de que nos encontremos ante otro ejemplo del síndrome Ridley Scott. Ante todo, "La niebla de Stephen King" es una película indeciblemente aburrida, una especie drama de horror sociológico, que no es que termine por cruzar la fina línea que separa lo dramático de lo ridículo, es que coge carrerilla y la salta.

David Drayton (Thomas Jane), tras una fuerte tormenta que ha asolado su pequeño pueblo de Maine, se dirige con su hijo (Nathan Gamble) al supermercado local, en el que son rodeados por una antinatural niebla en la que parecen habitar unos extraños seres con apetito por la gente. Las dinámicas que se establecen entre los lugareños aislados son esencialmente el motor de la película, con periódicas intervenciones -matanzas- de los engendros misteriosos, que pretenden romper la creciente tensión humana y ofrecer al espectador emociones más básicas. Ni una cosa ni la otra.

Las escenas más emocionantes apenas llegan realmente a inquietar al espectador, que se revuelve en su silla más por la impaciencia, y cuando el ojo de la cámara cae sobre los personajes aislados la cosa no mejora. Los típicos protagonistas made in King rápidamente se dividen en dos facciones, los que siguen al atractivo y masculino padre de familia David, y los de la locuela fanática religiosa la Señora Carmody (Marcia Gay Harden), que ve en la niebla un signo del apocalipsis. Resulta ésta uno de los personajes más odiosos que he visto en una película, pero no por lo mala o insidiosa que pueda ser, sino por lo absolutamente insoportables que terminan resultando sus intervenciones, que guían a un rebaño de comportamiento increíble, al igual que la mayoría de los protagonistas, que parecen haberse desdibujado bastante en la adaptación.

Aunque no se lo voy a destripar aquí, el final de "La niebla de Stephen King" es absolutamente ridículo, y en parte es responsabilidad de la infame dirección de Darabont, que maltrata al espectador con ese estilo pseudocumental que parece ya la norma cuando la acción es dirigida por los personajes, y que no pega ni con cola en esta película. La otra parte de la culpa se la lleva Thomas Jane, que señores, se trata del protagonista de "The Punisher" y no engaña. Además de un cierto parecido físico, guarda con Christopher Lambert un gran parecido profesional, y las muchas escenas con gran carga dramática que Darabont le pone encima van muchísimo más allá de sus capacidades.

En fin, una película intensamente aburrida, recomendada para hombres del tiempo que fallen siempre.


Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion