Ficha

País

USA, Canadá

Año

2009

Título original

Night at the museum: Battle of the Smithsonian

Duración

105min

Dirección

Shawn Levy

Guión

Thomas Lennon, Robert Ben Garant

Reparto

Ben Stiller, Robin Williams, Owen Wilson, Jonah Hill, Bill Hader, Amy Adams

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Noche en el museo 2
Autor: farrell
Fecha: 25/05/2009.
Póster Noche en el museo 2

Noche en el museo 2

Digerido por farrell

La historia comienza cuando Larry Daley (Ben Stiller), ahora convertido en un ejecutivo de éxito pero que no es feliz (lo de siempre, en fin…) vuelve al museo para despedirse de sus queridos amigos que van a ser trasladados a los archivos federales del complejo museístico Smithsonian de Washington. Una llamada del vaquero Jebediah (Owen Wilson) lo alertará de los malvados planes del faraón Kahmunrah (Hank Azaria) de dominar al mundo con su ejército del inframundo y tal. Y a Washington que se va él. Entre eso y el final, muchas aventuras. Contará también con la ayuda de la estatua revivida de Amelia Earhart (Amy Adams).

Cinematográficamente hablando y desde un punto de vista semiótico el problema principal de esta cinta es que es un soberano aburrimiento. Unos efectos especiales nada impresionantes (ya lo hemos visto todo), un guión de pacotilla y cero de mensaje para los niños (ni siquiera podría definirse esta película como familiar”) hacen de “Noche en el museo 2” un pestiño total y absoluto del que esperamos no haya una tercera parte.

Si la primera reunía cuando menos los elementos básicos para hacer de ella una película pasable esta segunda entrega parece rodada bajo los efectos de la teoría de la acumulación: vamos a aponer muchas cosas en pantalla y así distraemos al espectador estas dos horas. Cientos de gags enlazados uno tras otro, mucho slapstick y personajes históricos a tutiplén (desde Iván el Terrible hasta Al Capone) no logran encubrir el secreto de esta cinta, que es básicamente que nadie se ha ocupado de escribir un guión.

En efecto, la historia, que en “Noche en el museo” incluía una clara reflexión sobre la importancia de conocer nuestro pasado y el valor educativo de los museos, se vuelve aquí una película de aventuras que por momentos parece olvidarse del meollo de la cuestión, a saber, que los personajes son sólo estatuas y no “de verdad”. Por eso, si alguien presta verdadera atención al desarrollo de la trama (es harto improbable que ocurra esto pero cada uno tiene sus cosas) se dará cuenta de que es totalmente estúpido que el director Shawn Levy quiera convertir esta historia en “La momia 4” cuando tiene por ahí rondando a figuritas de museo enanas que cobran vida y a un guarda de noche con la cara de pan de Ben Stiller.

A nivel técnico, lo dicho más arriba, no habrá una sola escena con la que ustedes se sientan especialmente emocionados, porque los efectos especiales son más de lo mismo y, desde luego, nada impresionantes. Las estaturas y figuritas cobran vida, hay unas cuantas explosiones, aviones volando y soldados egipcios con cabeza de Horus pero no creo que despierten ustedes de su letargo al ver tales zarandajas.

Un par de chistes bien metidos aunque mal medidos (el gag de Stiller y Azaria cuando discuten podría haber sido genial si hubiera durado algo menos) y el reparto son lo único salvable de esta película. Ben Stiller, mucho más estrella en Estados Unidos de lo que creemos en Europa cumple con su papel pero porque le habrán pagado bien. En la primera se veía que algo le gustaba. Los secundarios muy bien, destacando un Hank Azaria, ex-marido de Helen Hunt, que es el ejemplo de buen actor que no logra hacerse un hueco en Hollywood y tiene que refugiarse en la televisión y en papeles en memeces como “Noche en el museo 2”. Mención aparte merece Amy Adams que cuando aparece por ahí semeja que aún ha valido la pena gastarnos los cuartos en la entrada. Gran talento, espectacular fotogenia y ojos muy expresivos al estilo de las grandes del cine clásico hacen de esta pelirroja lo más sobresaliente de una historia de la que esperamos sea un batacazo en taquilla para que éstos no se forren.

Ante la imposibilidad de recomendarla a nadie, se prescinde esta vez del consejo. Allá ustedes. Recomendada para los que quieran ir.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion