Ficha

País

Irán

Año

2006

Título original

Offside

Duración

93min

Dirección

Jafar Panahi

Guión

Jafar Panahi, Shadmehr Rastin

Reparto

Sima Mobarak-Shahi, Shayesteh Irani, Ayda Sadeqi, Mahnaz Zabihi

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Offside (Fuera de juego)
Autor: bronte
Fecha: 25/01/2007.
Póster Offside (Fuera de juego)

Offside (Fuera de juego)

Digerido por bronte

Jafar Panahi es conocido en España principalmente por películas como "El espejo" o "El círculo", con las que nos puso los pelos como escarpias al descubrirnos una visión sobre el islamismo bien diferente a la que insistentemente nos venden en la segunda cadena de TVE. Independientemente de la línea de este canal, las películas de Panahi son impactantes por sí mismas gracias a su empeño en retratar el sistema opresivo de su Irán natal. Sobre todo con las mujeres. Porque Panahi habla mucho de las mujeres, pero como todos los grandes discursos el suyo también puede ser reducido a la abstracción, que en este caso es la más flagrante injusticia.

Todos aquellos que han seguido su carrera pueden, y con razón, esperar en "Offside" un drama áspero, de esos que despiertan la impotencia y el desaliento. Sin embargo, "Offside" es una comedia en puridad, lo que no quiere decir ni una screwball ni un vodevil. Panahi recurre a sus mimbres tradicionales y nos presenta el sinsentido absoluto y desnudo. La idiocia consistente en que en Irán a las mujeres no les está permitido asistir a los partidos de fútbol en los estadios. A veces parece que este tipo de medidas son totalmente aleatorias porque cuesta encontrar el razonamiento que las sustenta. Y de eso mismo va la película. Y por eso es una película de las que hace sonreír con media sonrisa.

Varias chicas, disfrazadas de chicos, intentan colarse en el estadio Azadi de Teherán donde el equipo nacional iraní se enfrenta con Japón con la intención de acceder al Campeonato Mundial de Fútbol. Estupefactamente con ojos de democracia liberal vemos cómo los soldados allí presentes poca cosa tienen más que hacer que estar ojo avizor a ver si pillan a alguna. Cosa que pasa. Las muchachas son recluidas en un vallado, como reses, y privadas de contemplar el partido se tienen que contentar con los comentarios de los soldados sobre lo que está pasando en el césped. Cuando las arrestadas intentan razonar con los apresadores el porqué ellas no pueden ver el partido en directo (aunque sí que les está permitido verlo por televisión), cada nueva razón aducida suena más y más estulta y ridícula. Por reducción al absurdo el espectador sólo puede llegar a la conclusión de que a veces los humanos parecen estar gobernados por monos.

La narrativa de Panahi no discurre en absoluto por el grado de sofisticación formal al que estamos acostumbrados por estos pagos. Prácticamente ni presentación, ni nudo ni desenlace, ni identificación de personajes ni recorrido psicológico. Tampoco hay efectos especiales, a no ser que alguien considere como f/x las bengalas, y desde luego nada de dirección artística de campanillas. Casi toda la película transcurre en la misma localización vallada. Pero es un cine lleno de pasión, de honestidad y de verdad. Y "Offside" es una película llena de optimismo. La historia nos habla de la posibilidad de unos hombres y mujeres unidos por la pasión del fútbol, compartiendo fraternalmente una diversión sana, y nos habla sobre todo de que la materia de las personas es la misma independientemente de su origen, y que son los sistemas los que las denigran o enaltecen. Y que sí bien todo ser humano merece un respeto sagrado, determinadas formas de vida han de ser combatidas desde todos los frentes.

Panahi ha elegido el cine para ello, y aunque su estilo sea quizás demasiado sencillo para aquellos fanáticos del merchandising, sabe entreterner a la vez que denunciar intolerables atropellos que mucha gente prefiere obviar detrás de los trajes regionales. Recomendada para personas con todas las letras. Puntuacion