Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Grindhouse

Duración

97min

Dirección

Robert Rodriguez

Guión

Robert Rodriguez

Reparto

Rose McGowan, Freddy Rodriguez, Marley Shelton, Josh Brolin, Michael Biehn, Bruce Willis

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Planet terror
Autor: malabesta
Fecha: 01/08/2007.
Póster Planet terror

Planet terror

Digerido por malabesta

“Planet terror” ha recibido buenas críticas, buena acogida por parte de parte del público y aún así, en su estreno al alimón con “Death proof” fue un sonoro fracaso de taquilla. Quizá sea porque las dos películas junto con los “extras” que las acompañan (tráilers y anuncios ficticios) pasan bastante de las tres horas; por mucho que la gente eche de menos las sesiones dobles, y yo conozco a pocos que las haya llegado a disfrutar y mucho menos las añore, las posaderas humanas tienen ciertos límites, y con Mel Gibson y Terrence Malick para ponerlos a prueba ya nos llega.

Afortunadamente para el público español, en nuestro país “Grindhouse” se divide en ésta, “Planet terror”, y el segmento de Tarantino (“Death proof”) que por lo visto se estrenará en una versión ligeramente extendida. Lástima que en el cambalache de divisiones se hayan perdido casi todos los tráilers, que irán de relleno a la edición en DVD. Pérdida un tanto incomprensible, dada la tendencia de muchas películas a incluir escenas extra durante los créditos o después de ellos, sitio en el que se podrían haber incrustado las aportaciones de Eli Roth o Rob Zombie al proyecto de Tarantino y Rodriguez.

El objetivo de “Grindhouse” parece que es principalmente recuperar el espíritu de las sesiones dobles americanas de los setenta, llenas de películas de serie B y proyectadas en condiciones casi insalubres. Por lo tanto juzgar “Planet terror” con el mismo rasero que otras producciones sería un poco injusto. Desde luego no es una buena película, pero tampoco lo pretende ser. Su objetivo claro y casi exclusivo es el público amigo del gore y los zombies, y el resto de los espectadores, si no son capaces de entrar a disfrutar de lo que ese mundillo tiene que ofrecer nada hacen comprando la entrada.

La película se atiene casi a la perfección al canon de los muertos vivientes. Un grupo de supervivientes variopintos y hasta antagonistas se ha de enfrentar a una horda de zombies para escapar del encierro (que en esa ocasión no es en un supermercado o centro comercial) y hallar la salvación alejándose del pequeño pueblo que siempre es el epicentro de la infección. En este caso, los causantes son un grupo de militares liderados por Bruce Willis, y entre los supervivientes destacan Freddy Rodriguez (el semi musculoso de “La joven del agua”) y Rose McGowan, una gogo que es la imagen icónica de la película y que sienta el tono de la misma: terminará sustituyendo su pierna derecha por un fusil de asalto.

A Robert Rodriguez parece que se le va la fuerza por el ojo.
En “Planet terror”, al igual que en “Sin City”, a Robert Rodriguez parece que se le va la fuerza por el ojo, y tras una cuidadísima presentación visual apenas queda nada. Rodriguez trata de emular el aspecto que tenían las sesiones dobles cuando se proyectaban en su infancia, y los fotogramas de esta película están rayados, desgastados, pierden color, se queman, etc. Tras esto, poco queda. Aunque intenten emular a la serie B, se nota que el presupuesto (que anda por los cincuenta millones de dólares para las dos películas) no es de segunda, y hay gran cantidad de efectos especiales, de los que muchas veces se hace alarde en detrimento del ritmo de la película, deteniéndose en escenas, explosiones y sangrías innecesarias.

Aunque es cierto que estas escenas forman parte del tono burlón de “Planet terror”, cansan bastante, y la cuarta vez que la salsa de tomate se desparrama por el suelo ya deja de sorprender. No obstante, la película tiene momentos divertidos, y no quiero decir gamberros, sino divertidos de verdad. La aparición de estos detalles, junto con la duración, poco más de hora y media, y las artimañas de Rodriguez para mantener el interés, que van desde la inserción aleatoria de explosiones y sesos hasta la desaparición de uno de los cuatro rollos (llevándose con él la parte más lenta del segundo acto) en los que -creo- se divide normalmente un largometraje, hacen que “Planet terror” nunca llegue a aburrir.

Ni siquiera la banda sonora, de nuevo obra de Robert Rodriguez, consigue arruinar el tono jovial, y eso que con mucho es lo que más miedo da de todo "Planet terror".

Las actuaciones están a la altura de la película, que al fin y al cabo casi es una parodia. Quizá el mejor sea Freddy Rodriguez, más que nada por ese peculiar carisma que parece tener, que le permite convertirse para esta película casi en un héroe de acción, a pesar de lo limitado que debería estar para ello debido a su físico (es más bien tirando a bajito).

En fin, un producto que no aburre, pero que únicamente los fans del género disfrutarán de verdad. Recomendada entonces para los que sepan en qué se parece un zombie a un señor que come gambas.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion