Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Premonition

Duración

110min

Dirección

Mennan Yapo

Guión

Bill Kelly

Reparto

Sandra Bullock, Julian McMahon, Amber Valletta, Peter Stormare, Shyann McClure, Courtney Tayler

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Premonition: 7 Días
Autor: malabesta
Fecha: 24/04/2007.
Póster Premonition: 7 Días

Premonition: 7 Días

Digerido por malabesta

“Premonition: 7 Días” hace honor a su título de muchas maneras. Nada más empezar, uno puede predecir que se va aburrir como una ostra, a los pocos minutos puede adivinar el final, y a media película teme que vaya a durar siete días.

Sandra Bullock interpreta a Linda, una feliz ama de casa, madre de dos hijas (Shyann McClure y Courtney Tayler Burness) y casada con Jim (Julian McMahon). Un buena mañana, tras encontrar en su contestador un extraño mensaje de su marido, descubre que éste ha muerto hace unos días. Tras el shock y el drama, descubrirá al día siguiente que todo era un sueño, para luego pasar a cuestionarse cuál de las dos realidades es la verdadera. No entraré más en detalles puesto que la película no merece que la destripen. Sería mucho más apropiado un disparo de gracia, como a un caballo cojo.

“Premonition: 7 Días” se hace pasar por un thriller paranormal/psicológico, una mezcla de películas como “El sexto sentido” o “Memento”. La historia parte de una premisa, que aunque no muy original (una mujer traumatizada que duda de si ha tenido una visión del futuro o un sueño del pasado), podría haber sido resultona; el tema del niño que ve muertos ya estaba bastante raído cuando Shyamalan triunfó con “El sexto sentido”. Pero “Premonition: 7 Días” confunde la intriga con la complejidad; así, su guión se vuelve innecesariamente complicado en su afán por descolocar al espectador. Y lo consigue. Muchos se descolocarán sin duda hacia la puerta de salida.

La película va cogiendo inercia, y a medida que la trama se hace más espesa, más complicados han de ser los nuevos giros del guión, hasta que llega un punto en que todo resulta absolutamente increíble. Además, tanta complejidad hasta hace que el guionista, Bill Kelly, pierda la cuenta de qué ha pasado y qué no, y “Premonition: 7 Días” se vuelve hasta inconsistente, con detalles que aparecen/desparecen y sucesos que se quedan sin explicación.

Todo, en fin, preparando un gran clímax final que haría al mismísimo Trillo exclamar “¡manda güevos!”. La explicación a toda la sucesión de eventos “paranormales” (porque como buena producción de este siglo todo tiene que tener una explicación racional y a poder ser con midiclorianos) resulta increíble rozando el absurdo, machacando la única salvación posible que le quedaba a la película.

Mennan Yapo, el director, parece hacerse con el estilo reposado de “El sexto sentido”, pero sin conseguir la tensión de esta película, que en “Premonition: 7 Días” se intenta suplir a golpe de banda sonora, acompañando las acciones de los personajes y las escenas más desasosegantes bien con un porrazo orquestal a todo volumen, bien con el ya habitual repertorio de ruidos distorsionados y chirriantes, que siempre le dan un aire muy sobrenatural a todo.

En principio parece que la principal baza de la película es la actuación de Sandra Bullock. Aunque es cierto que está a siglos de subproductos como “Miss Agente Especial”, por mucho empeño que Sandra le ponga, no hay mucho que hacer. Dejándola a ella de lado, tenemos a Julian McMahon, bastante apropiado para el papel, puesto que ha conseguido resucitar después de su papel en “Los 4 fantásticos”, y a Peter Stormare como el psicólogo que tratará a la protagonista. Probablemente esta última elección no haya sido el mayor acierto de cásting. Un hombre que en “Constantine” interpretaba a Satanás como que no consigue transmitir una impresión demasiado buena como psicoanalista.

En fin, una aburrida película, sólo recomendada para los que tengan posters de Sandra Bullock en su habitación. Puntuacion