Ficha

País

UK, USA

Año

2006

Título original

Flushed away

Duración

84min

Dirección

David Bowers, Sam fell

Guión

Dick Clement, Ian La Frenais, Christopher Lloyd, Joe Keenan, William Davies

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Ratónpolis
Autor: malabesta
Fecha: 30/11/2006.
Póster Ratónpolis

Ratónpolis

Digerido por malabesta

De la mano de Aardman Animation, compañía productora de "Wallace & Gromit: La maldición de las verduras", llega ahora "Ratónpolis", con un 100% menos de plastilina.

La historia de "Ratónpolis" es la de Roddy, un ratón que vive en una buena casa de Kensington, Londres. Un buen día aparece por el fregadero Sid, una rata que viene de las alcantarillas. Es un poco okupa, y termina tirando a Roddy por el retrete. Y así llega él a la ciudad de los ratones, en la que conoce a Rita, de profesión marino mercante, y la única que puede devolverlo a las comodidades de su vida como ratón doméstico. Pero para ello ha de solucionar los problemas que tiene con El Sapo, el mafioso local. Como era de esperar, Roddy vive rodeado de los placeres que da el dinero, pero durante sus aventuras con Rita descubrirá que la verdadera felicidad es vivir en la cochambre, pero con una familia numerosa, además, claro, de descubrir lo maravillosa que es la amistad, a ser valiente y el verdadero significado de la Navidad.

Desde luego la película está muy orientada al público infantil, y de ahí lo trillado de su argumento. Trata sobre sentimientos universales, como el amor, el valor, la amistad y el odio a los franceses. Este odio da lugar a los personajes y momentos más graciosos de la película, que junto con retazos de humor ingles, un poco escatológico pero muy light, son las virtudes salvadoras del guión. Por lo demás, aunque en sí es correcta, la trama se mueve por terrenos demasiado convencionales, intercalando los momentos en los que la pareja protagonista se conoce poco a poco con persecuciones en barco y saltos mortales, que tampoco es que vayan a robarle el aliento a nadie. A nadie mayor de nueve años, claro.

Debido a la profusión de escenas acuáticas, el equipo creativo se ha movido de la plastilina al ordenador, con el que además de mancharse mucho menos las manos, uno siempre puede echarse un buscaminas en los ratos muertos. Aún así, la película es fiel a la estética Wallace & Gromit,tanto en el aspecto de sus personajes como en ese imaginativo reciclado de electrodomésticos y material fungible que en manos de los protagonistas se convierten en lanchas motoras,grúas y todo tipo de artilugios.

En este caso, y de manera sorprendente, el doblaje español está hecho por actores profesionales, en su mayor parte. Aunque no son dobladores, y eso siempre se nota en el resultado final (cualquiera que haya visto "El resplandor" lo sabrá), Fele Martínez y María Esteve pues tampoco son El Sevilla. Especialmente ésta última. En todo caso, y para que sus legiones de fans no sufran, ahí está Javier Gurruchaga. Aunque esta vez tiene un papel un poco más apropiado a su estilo, Gurruchaga tiene muy pocos registros (o sea, uno), y siempre termina pareciendo aquello una canción de la Orquesta Mondragón.

En fin, una comedia entretenida, muy recomendable para gente menuda, pero que a los mayores de edad probablemente se le pueda hacer un poco cuesta arriba. Recomendada para los que se dejan la tapa levantada.

Puntuacion