Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Running with scissors

Duración

116min

Dirección

Ryan Murphy

Guión

Ryan Murphy

Reparto

Annette Bening, Joseph Cross, Brian Cox, Evan Rachel Wood, Jill Clayburgh, Gwyneth Paltrow, Alec Baldwin

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Recortes de mi vida
Autor: malabesta
Fecha: 04/02/2007.
Póster Recortes de mi vida

Recortes de mi vida

Digerido por malabesta

“Recortes de mi vida” es, sorpréndanse, un biopic. Vamos, lo que antes se venía a conocer como una película biográfica. Claro que en este caso, por tratarse de la vida de un escritor, nos ahorramos las canciones.

Augusten Burroughs (Joseph Cross) es el hijo de una familia bastante disfuncional. Su madre Deirdre (Annette Bening) es una poetisa que compensa su falta de talento con un ego gigantesco, y un complejo narcisista a juego. Su padre Norman (Alec Baldwin) es profesor universitario, y su hobby es pegarle a la ginebra. Cuando se separan, Augusten es adoptado por la familia del psiquiatra de sus padres, el Dr. Finch (Brian Cox), mientras que su madre se dedica a la ingesta masiva de pastillas. Y llegados a este punto de la película, parece que la dirección y el guión estuviese a cargo de ella. Lo que parecía que iba a discurrir por los derroteros habituales de los dramas del sábado por la tarde, con familias separadas, adicción al valium y demás, se convierte en un muestrario de personajes y situaciones surrealistas, a las que sólo con ayuda de las drogas parece podérsele encontrar sentido.

La película es lo que se conoce como “de personajes”; es decir, no tiene historia. Todo se sustenta por la interacción de cientos de actores, con mayor o menor significancia en el conjunto dependiendo de lo alto que aparezca su nombre en los créditos. A pesar de que este género, muy apreciado en el corral del gafapasterío, tiende a terminar con el más rotundo de los fracasos (a ver quién recuerda “La delgada línea roja”, o ya puestos, quién ha conseguido verla entera) y a ser aburrido como pocos , “Recortes de mi vida” consigue, no obstante, ascender a la categoría de cine aburrido como muchos. Lo inexistente de su hilo argumental, que se podría resumir como “un chaval muy raro se hace mayor”, se compensa por la tendencia al humor de muchas de las situaciones por las que el protagonista pasa, aunque el tono general de la película sea dramático.

Además, los personajes, por pequeña que sea su intervención, están muy bien dibujados, tratados con cierto respeto y excelentemente interpretados. El problema es que el truco sólo funciona la primera mitad de la película. Cuando uno ya conoce a todos y ya sabe cuáles son sus trucos y sus gracias, “Recortes de mi vida” se vuelve más y más aburrida, y uno desea que, efectivamente, la vida esa la recorten.

La estructura bastante episódica de la película probablemente haya sido acentuada por su director y guionista, Ryan Murphy, curtido en la televisión gracias a su serie “Nip/Tuck”. Aunque ni visualmente ni como narrador parece que sea gran cosa, o al menos no lo demuestra en ésta, lo que sí parece dominar es la dirección de actores. Cuesta encontrar una película, y atención que en esta página se consumen bastantes, que tenga un reparto tan bueno y tan equilibrado.

Todos los actores rinden a un nivel altísimo. Fíjese que cada uno de los personajes es, en el mejor de los casos, drogadicto, esquizofrénico y oye voces. Su vida se cae a jirones ante él y vive en una pocilga, sin contar que probablemente haya sufrido abusos sexuales a manos de alguno de sus padres, porque además ha tenido más de uno. Las situaciones de gran tensión dramática son la rutina de la película, y aún así, todo el mundo está a la altura. Todas las interpretaciones son creíbles, y los personajes, dentro de su excentricidad, parecen reales. No la gente que se podría encontrar uno por la calle, pero al menos la que se podría encontrar si enciende la televisión una tarde de diario.

Lo primero que se pregunta uno ante esto es ¿Por qué leches han nominado a Penélope Cruz? En “Recortes de mi vida” hay al menos tres actrices, Annette Benning, Jill Clayburgh (la mujer del Dr. Finch) y Ecan Rachel Wood (una de sus hijas) que están a la altura de un Oscar. Del lado de los hombres se lleva todos los honores Joseph Cross, al que ya hemos visto en “Banderas de nuestros padres”, pero tanto Joseph Fiennes como Brian Cox también están excelentes. Hasta Gwyneth Paltrow lo hace bien. Y no se le ven las rodillas, que siempre es de agradecer.

En fin, una película de gente que grita y llora delante de la pantalla, sin mucho más. Recomendada para los que crean que sus padres son raros. Puntuacion