Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Defiance

Duración

138min

Dirección

Edward Zwick

Guión

Edward Zwick, Clayton Frohman

Reparto

Daniel Craig, Liev Schreiber, Jamie Bell, George Mackay, Mia Wasikowska

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Resistencia
Autor: malabesta
Fecha: 12/01/2009.
Póster Resistencia

Resistencia

Digerido por malabesta

A medida que pasa el tiempo y nos distanciamos generacionalmente de la Segunda Guerra Mundial, comienzan a aparecer películas, algunos las llamarán revisionistas, que exploran determinados aspectos de la misma muy en sintonía con el clima bienpensante mundial. En "Resistencia" se comienza a atisbar (en una de sus escenas unos refugiados apalean, ante la cámara, a un nazi que han capturado), "Inglorious basterds" de Tarantino será un paso más adelante y no creo que falte mucho para que veamos la primera producción sobre algún temible pelotón de judíos torturadores de alemanes.

En principio "Resistencia" cuenta la historia de los hermanos Bielski: Tuvia, Zus y Asael (Daniel Craig, Liev Schreiber y Jamie Bell) judios polacos que escondidos en los bosques de lo que ahora es Bielorusia, consiguieron organizar un campamento clandestino en el que mantuvieron a salvo de nazis y rusos a algo más de mil de sus compatriotas hebreos.

Aunque sin duda se trata de una loa a la labor de los hermanos, particularmente de Tuvia, la película intenta explorar otros aspectos un poco más oscuros de la ocupación alemana, particularmente de la respuesta judía, en un intento -supongo- de ligarlos con el contexto geopolítico actual. ¿Deben los judíos huidos buscar venganza? ¿Deben luchar activamente contra los alemanes o esperar que todo pase? ¿Están de moda esta temporada las patillas con rizo largo? Edward Zwick en principio parece que se posiciona con los que opinan que no, puesto que el protagonista claro, Tuvia, tiene una actitud mucho más comedida que Zus (interpretado por Liev Schreiber), violento y desmedido en su afán guerrillero y que se convierte en el antagonista de Daniel Craig. Aunque es cierto que también Craig hace de las suyas, al final Schreiber se redime y vuelve al redil de los mansos judíos que se esconden, eso sí, no antes de pasarse por la piedra a unos cuantos alemanes.

La historia de los tres hermanos y sus andanzas en los bosques por aquel entonces polacos es interesante, la reflexión sobre el uso de la violencia es interesante y las relaciones personales entre los refugiados son interesantes, los tres juntos ya no lo son tanto, y terminan provocando que la película se acerque a las dos horas y media. Y eso es bastante. Demasiadas tramas, demasiados personajes, demasiado interés por ser fiel a la realidad histórica del momento terminan por aburrir un poco. Particularmente porque Zwick no consigue la mayoría de las veces ni un ápice de emoción. De manera muy afectada, cuando intenta enaltecer a algún personaje o intentar conmover al público con el drama de la guerra, siempre cae en el melodrama (violines de fondo, niños con los surcos de sus lágrimas marcados en sus embarradas mejillas, cachorros jugando con papel higiénico, esas cosas).

Además no olvidemos que se trata de unos miserables huyendo de la mayor máquina de guerra de Europa. Aún así, casi hasta el final, en el que la película remonta bastante, sobre todo en este aspecto, no hay ni una sola escena que sea auténticamente emocionante. La mayoría de la tensión proviene de los enfrentamientos entre personajes y las luchas intestinas dentro del propio campamento Bielski.

El trío protagonista cumple razonablemente bien, a excepción de la necesidad de hablar -en el original- en inglés con acento ruso/polaco. ¿Le da más realismo a la historia? Qué quieren que les diga, a mí me parece más bien que no. Particularmente en el caso de Craig; entre que él y Jamie Bell son británicos y Liev Schreiber americano hay ahí un lío de acentos y pronunciaciones (especialmente cuando las cosas se aceleran y se ponen a gritar) que eso no es normal.

En fin, una película razonablemente interesante, razonablemente entretenida pero que no marcará a nadie (a menos que se le caiga encima un rollo). Recomendada para gente razonable.

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion