Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

The hills have eyes 2

Duración

89min

Dirección

Martin Weisz

Guión

Wes Craven, Jonathan Craven

Reparto

Michael McMillian, Jessica Stroup, Jacob Vargas, Flex Alexander, Daniella Alonso

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El retorno de los malditos
Autor: malabesta
Fecha: 08/05/2007.
Póster El retorno de los malditos

El retorno de los malditos

Digerido por malabesta

En el cine en el que se proyectaba "El retorno de los malditos" no había goteras. Y esto es lo mejor que se puede decir de la película.

La historia comienza con un desastroso batallón de la Guardia Nacional americana adiestrándose para una futura misión en Kandahar. Como el entrenamiento es un desastre, el equipo está completamente descoordinado y sus miembros tienen menos disciplina e instinto de combate que el pato Donald, sus superiores deciden mandarlos en una misión de transporte a un complejo militar supersecreto en Nuevo Méjico. Cuando llegan a su destino, la instalación está completamente desierta. Poco saben ellos, al contrario que el espectador, que debido a la radiación de las pruebas nucleares que se realizaron en dicho enclave militar, las colinas están llenas de unos mutantes deformes y no demasiado listos cuyo principal objetivo es encontrar comida y mujeres para aparearse; más o menos como Pachá Ibiza, pero con menos alemanes.

"El retorno de los malditos" tiene cierto parecido con "Aliens". Al igual que ésta era una especie de primo tonto de "Alien", en la que se sustituía el suspense por ametralladoras y militares, la que nos atañe sufre de lo mismo. Claro que que mientras "Alien" es un clásico del cine y su secuela retiene parte de su grandeza, por muy inferior que pueda ser, ya "Las colinas tienen ojos" era una castaña de mucho cuidado, así que imagínense "El retorno de los malditos".

El terror moderno gozaba de gran salud y novedad hacia finales de los setenta y principios de los ochenta, momento en el que Wes Craven se convirtió en su máximo exponente gracias a películas como la primera versión de "Las colinas tienen ojos" o "Pesadilla en Elm Street". Ahora que el género parece que se está convirtiendo en un cenagal cinematográfico, con "El retorno de los malditos" Craven recupera su figura de líder. La película es el epítome de los problemas de este estilo de cine, que más o menos se podrían resumir en una acuciante carencia de ideas y la imperiosa necesidad de muchos productores de meter la mano en el bolsillo de los adolescentes. Así, el guión de "El retorno de los malditos", obra de Craven y su hijo Jonathan, es uno de los pocos cuyo resumen ocupa más que el original. Es una simple excusa para colocar a un grupo nutrido de soldados armados y bien parecidos en el territorio de los mutantes, para que se maten entre ellos durante hora y media. Los personajes tienen la personalidad de un cajero automático, y los diálogos parecen haber sido improvisados por los propios mutantes retrasados.

El único que parece haber encontrado algo de suspense en la película debe haber sido el compositor de la banda sonora, pues se dedica a subrayar los sustos y las escenas supuestamente emocionantes con burdos y repetidos efectos orquestales. Además, como suele ser habitual, se confunde terror con tripas, y Martin Weisz, el director de la criatura, abusa de la casquería. Por si fuera poco, los efectos especiales de "El retorno de los malditos" tampoco parecen ser lo último, y hay no pocos momentos casposos. Especialmente cuando aparecen los mutantes en pantalla, una mezcla entre Sloth de "Los Goonies" y los extras de "Mad Max".

Al igual que en "Las colinas tienen ojos", no falta la escena de violación. Pero al contrario que en aquella, ya ni cierta revulsión produce, y simplemente se une al tren de despropósitos que es la película, junto con el guión espantoso o las actuaciones inexistentes. El reparto es tan malo que hace humanos a los mutantes.

En fin, una película espantosa, recomendada para Wes Craven. Puntuacion