Ficha

País

USA, UK

Año

2008

Título original

Revolutionary Road

Duración

119min

Dirección

Sam Mendes

Guión

Justin Haythe

Reparto

Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Kathy Bates, Michael Shannon, Kathryn Hahn, Dylan Baker

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Revolutionary Road
Autor: farrell
Fecha: 26/01/2009.
Póster Revolutionary Road

Revolutionary Road

Digerido por farrell

April (Kate Winslet), una aspirante actriz, y Frank (Leonardo DiCaprio), un soñador que no quiere convertirse en un hombre gris como su padre, se enamoran y, a pesar de sus sueños y de sentirse una pareja especial, acabarán por llevar una vida de clase media en Revolutionary Road, una calle de clase media a las afueras de Nueva York. Tendrán que elegir entre enfrentase a sus miedos y cumplir lo que deseaban años atrás o seguir llevando una vida cómoda y tranquila, pero con la que no se encuentran satisfechos.

En una escena de "Revolutionary Road" el matrimonio protagonista tiene una discusión y, poco después, caminan por un pasillo en busca de su coche. A medida que avanzan vemos como el personaje de Leonardo DiCaprio se adelanta al de su mujer y se separa ligeramente, mientras April lo mira de reojo. Ahí comienza la fractura en la pareja, que servirá de resorte para la trama principal de la película. Este momento sirve de ejemplo para hablar del guión de “Revolutionary Road” que es, junto con su reparto, el elemento más destacable de la película.

Quizás lo que marca la diferencia entre un buen guión y uno mediocre es la capacidad para que una historia, en principio lejos de nuestras coordenadas sociales y físicas, empatice con el espectador. El guión de “Revolutionary Road” lo consigue ampliamente y a buen seguro muchos de ustedes se sentirán identificados con algunas de las cosas que April y Frank sienten y con sus dilemas y decisiones. El ejemplo de la escena del pasillo, o el momento de la discusión antes de que el personaje de April huya hacia el bosque dan buena cuenta de que Justin Haythe ha hilado fino y ha construido un guión estructuralmente muy bueno (a buen seguro no muchos de ustedes se imaginarán cómo acaba la película a mitad del metraje) y, como decía antes, con bastante de eso que los actores del método llaman “verdad”.

A Sam Mendes, que ha llevado una trayectoria algo desigual desde “American Beauty” hay algo que no se le puede negar: sabe elegir bien sus historias, sus repartos y su equipo, así que aunque él no haga una labor especialmente destacable, sus películas siempre resultan. En este caso se atreve con otra historia de suburb norteamericano, no tan vitriólica como “American Beauty” pero más madura y seria en algunos aspectos, pues la madurez de estos personajes parece mayor que la de Kevin Sapcey en la mencionada cinta.

El reparto lo encabezan una magnífica y demasiado delgada Kate Winslet, no nominada al Oscar por esta película pero desde luego una de las mejores intérpretes de su generación. La inglesa despliega eso que se llaman “matices” en una interpretación que no necesita de grandes pucheros ni estridencias pero que, en ciertas escenas (como la del desayuno al final de la película), se vuelve incluso hipnotizante. Leonardo DiCaprio atraviesa el mismo proceso que muchos otros guapos de Hollywood y dentro de unos años podría ser un actor excelente, como le ha pasado a Brad Pitt, si logra deshacerse de algunos tics bastante recurrentes. Por ahora, cumple bien, más teniendo en cuenta que la sombra de la Winslet es alargada.

En resumen, un guión interesante y, desde luego, muy real y unas interpretaciones notables para una película en la que lo que menos destaca es la dirección de Sam Mendes, que es muy inteligente y siempre se rodea de impresionantes profesionales.

Recomendada para la clase media. Aburrida o no. Americana o no.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion