Ficha

País

España

Año

2007

Título original

Salir Pitando

Duración

98min

Dirección

Álvaro Fernández Armero

Guión

Álvaro Fernández Armero, Juan Cavestany

Reparto

Guillermo Toledo, Javier Gutiérrez, Lidia Navarro, Antonio de la Torre, Nathalie Poza

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Salir pitando
Autor: malabesta
Fecha: 22/09/2007.
Póster Salir pitando

Salir pitando

Digerido por malabesta

En un país en el que dentro de poco los escándalos presidenciales los destapará el Marca, llama la atención que no se hagan tres o cuatro películas al año sobre el fútbol y el mundillo de curiosos personajes, con sus bombos, sus puros o sus Imperiosos que lo rodea. Y ahí es donde entra “Salir pitando”.

Jose Luis (Guillermo Toledo) es un árbitro, otrora famoso, pero que tras separarse de su mujer Eva (Lidia Navarro) se ha convertido en cobarde y casero. Su retorno a la primera división, tras una larga depresión, coincide con el último partido, que decide el campeonato, y que ha de terciar junto con su amigo y linier Rafa (Javier Gutiérrez). Además de la presión profesional y de que toda España lo insulte en cuanto lo ve, se entera de que su ex ya está liada con otro.

A ver; “Salir pitando” no tiene una gran dirección, no es desternillante, su guión no es original y tampoco tiene unas interpretaciones que hagan imposible tragar las palomitas. ¿Es por ello mala? No. Es una película convencional, con sus pequeñoburgueses con derecho a un final feliz, algo que es bastante poco habitual hoy en día. A grandes rasgos es algo a medias entre una comedia romántica y una película de esas en las que los personajes se descubren a sí mismos, una especie de traducción al castellano de “El hombre del tiempo”, cambiando a Nicholas Cage por Guillermo Toledo, que lleva mucho mejor lo de la decadencia de su cuero cabelludo.

La película tarda un poco en arrancar, pero por lo general es agradable de ver, cojeando quizá hacia el final, en el que se entretiene demasiado en rodar el último partido de fútbol. Aunque no esconde muchas sorpresas, intenta ser todo lo divertida que puede. Tiene sus momentos, algunos bastante ocurrentes (especialmente las bromas visuales que gasta) que aunque probablemente no hagan que se retuerza usted por el suelo, sí que arrancan sonrisas.

El guión tiene algún que otro agujerillo además de los de las grapas.
En su contra tiene sin duda la banda sonora, que a veces intenta subrayar tanto la acción que parece más propia de los dibujos animados de Bugs Bunny que de una película, y por supuesto el eterno desnudo innecesario que marca a todas las películas españolas. El guión también tiene algún que otro agujerillo además de los de las grapas, sobre todo a la hora de tratar a los secundarios, que tienen cierta tendencia a aparecer y desaparecer a conveniencia. Su desamparo es en favor de los dos protagonistas, Rafa y Jose Luis, que tanto desde el guión como desde las interpretaciones resultan bastante sólidos y hasta con su puntillo entrañable.

A pesar de que Guillermo Toledo no se vaya a llevar un Oscar por “Salir pitando”, si es cierto que es uno de sus mejores papeles. Principalmente porque al fin alguien se ha dado cuenta de que como pícaro galán no pega ni con cola, y estos personajes cómicos y un tanto perdedores le van como anillo al dedo. Sus dos linieres Javier Gutierrez y un fugaz Antonio de la Torre también cumplen de sobra.

En fin, una película que sin ser grande, al menos es agradable de ver. Recomendada para el no me jodas Rafa original.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion