Ficha

País

UK, USA

Año

2006

Título original

Scoop

Duración

96min

Dirección

Woody Allen

Guión

Woody Allen

Reparto

Woody Allen, Hugh Jackman, Scarlett Johansson, Ian McShane

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Scoop
Autor: bronte
Fecha: 24/10/2006.
Póster Scoop

Scoop

Digerido por bronte

¿Está muerto Woody Allen? No se alteren. Es una pregunta retórica. Más tangible es la perfecta salud de sus seguidores, que entrega tras entrega, no importa cuán mala sea, ocupan los foros de opinión asegurando por sus difuntos que la última película de Woody es genial. "Scoop", título obviamente no traducido al español, no se fueran a herniar (Primicia), es la última película del pequeño Konigsberg, que mal, mal no está, pero tampoco es para romperse la camisa.

En esta nueva película Woody Allen consigue tripitirse a sí mismo, que eso no se lo esperaban. En su faceta actoral vuelve a interpretar a su único personaje, en la faceta de director, pues ya sabemos de su estabilidad, y
en la parte jugosa, la del guión, no le hace falta contar la historia de un intelectual judío neoyorquino para auto-copiarse. En este caso ha tirado un poco de sus últimas producciones: un poco de "Misterioso asesinato en Manhattan", otro poco de "La maldición del Escorpión de Jade", un poco de "Match Point" en cuando a localizaciones y un mucho de "Sospecha", que esa no es suya, pero muy mal fusilada.

Adornando la pantalla ahí está como una campeona Scarlett Johansson, que es una chica muy turgente, y creo yo que bastante más atractiva que los insectos palo que suelen copar las pantallas, que sin embargo, por lo menos en esta ocasión, tiende a llevar ropas que no le marquen la tripa. No será para tanto. Pero llama la atención este dato por lo insistente. En "Scoop" la Johansson interpreta a una estudiante de periodismo que se encuentra con el que puede ser el reportaje de su vida: un atractivo Lord inglés puede estar detrás de los asesinatos en serie de prostitutas. Un remedo de "Jack, el destripador", historia que siempre queda mejor en la Gran Bretaña que en Albacete, por poner un ejemplo.

La cosa se complica cuando el Lord se enamora de la chica, y la chica del Lord, y claro, nacido el amor, imposible que él sea el asesino. Aparte de fallos algo evidentes de estructura en cuanto a la intriga "policíaca", no hay manera de creerse en ningún momento que Hugh Jackman, arrebatadoramente arrebatador en cada uno de sus planos, pueda ser un asesino. Así que falta la tensión que da vidilla a este tipo de historia. Miremos hacia el otro lado y quedémonos con la historia de amor. Como la película no va de eso, tampoco es explorada en absoluto. Todos aquellos seres humanos que se sientan atraídos por los hombres suspirarán acompasadamente por Jackman, pero en ningún momento disfrutarán con la trama romántica.

Finalmente ahí tenemos al bueno de Woody renunciando por fin al papel de galán, que ya está un tanto artrítico para tal menester, y quedándose con las pocas frases graciosas del filme, que para algo es lo suyo. Pero todo tiene irremediablemente un aire a producto menor del que parece difícil desprenderse. La historia es menor, los diálogos son menores, la dirección artística es menor, la cinematografía es menor, y salvo Hugh Jackman, en el reparto todos son muy bajitos.

La película tiene un pase, y es más digna que algunos productos tipo "Ladrones de medio pelo" pero ni es ácida, ni irónica, ni tiene grandes líneas, ni grandes situaciones. Pese a todo, larga vida a Woody. En esta página jamás diremos que está acabado. Recomendada para gente que nunca ha matado a nadie.

 
Puntuacion