Ficha

País

Argentina, España

Año

2009

Título original

El secreto de sus ojos

Duración

127min

Dirección

Juan José Campanella

Guión

Juan José Campanella

Reparto

Ricardo Darín, Soledad Villamil, Pablo Rago, Javier Godino, Guillermo Francella

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El secreto de sus ojos
Autor: bronte
Fecha: 23/02/2010.
Póster El secreto de sus ojos

El secreto de sus ojos

Digerido por bronte

La pregunta del millón es por qué en España no tenemos directores como Campanella. O no dejamos que salgan a flote historias de la calidad de "El secreto de sus ojos". Pero sobre todo por qué no tenemos directores como Campanella. Es verdad que es un cineasta formado en USA, sobre todo en la escuela de series de TV de calidad, pero oigan, al contrario de otros que "cruzan el charco", cuando vuelve a sus orígenes lo hace de verdad. Sabe reformular las buenas maneras norteamericanas en productos que no parecen sacados de contexto y que responden a una realidad verosímil de su país, Argentina. Con mucha dificultad en España se abordan thrillers de este tipo. Todos acaban teniendo ese regusto a copia mala de la industria americana, los personajes resultan falsos y lejanos y al final la cosa no gusta a nadie. Campanella se permite hacer un thriller con tintes de película existencial y salir airoso, sobresalientemente airoso.

Aquellos que hayan visto sus filmes anteriores, "El mismo amor, la misma lluvia", "El hijo de la novia"  o "Luna de Avellaneda" sabe que estamos ante un director al que le gusta desnudar sus personajes. Lo bueno es que desnudar a sus personajes no significa como en otras latitudes, sacarlos directamente desnudos o llorando mucho o gritando o directamente inyectándose heroína. Los personajes de Campanella son muy humanos a fuer de ser muy normales y aunque en ocasiones se vean sometidos a situaciones complejas nunca dejan su humanidad para convertirse en estereotipos. Y  mucho menos en estereotipos importados. Y menos aún en estereotipos inventados que no llegan a conectar con la sociedad pero que se repiten hasta el hartazgo a fuerza de subvenciones. Campanella aprovecha cualquier trama para exponernos sentimientos elevados que siempre redimen la trama por muy dura que ésta sea.

En "El secreto de sus ojos" nos encontramos con un empleado de un juzgado que tiene que investigar la violación y asesinato de una joven casada. Aunque la película tiene mucho de investigación y no renuncia a los momentos en que el protagonista empieza a recordar lo que dijo éste y aquel y empieza a atar cabos (aunque algunos quedan le quedan un poco forzados como el argot epistolar), sobre todo se recrea en dibujar a unos personajes normales pero que rápidamente se hacen querer, a explorar sus relaciones. Pero insisto, no a explorarlas en plan cansino, sino a describir relajadamente como interactuamos entre nosotros. Todo esto con un asesinato de fondo. La relación que más gustará al público será sin duda la de amor, y no seré yo quién la critique, pues como todo lo que ha hecho Campanella, es preciosa, pero personalmente no me ha acabado de convencer la actriz, Soledad Villamil, lo que de ninguna manera resta mérito al conjunto. Es sólo que a mí no me ha llegado como el resto del reparto. Y eso que protagoniza una escena preciosa de despedida en un tren. Todo un clásico. Claro que también protagoniza con diferencia la peor de todo el filme: la del interrogatorio, más falsa que un duro de madera. El reparto aún así, magnífico. Todos recreando, sin hablar de ello, un momento complejo de la historia argentina, el terrorismo de estado, como han sido muchos en el pasado siglo. Y al mismo tiempo homenajeando al género, con su ayudante borrachín, como tiene que ser. Humor tampoco le falta a la película.

Campanella maneja la cámara con una maestría indudable. Se fijarán ustedes sin lugar a dudas en el plano aéreo en el partido de fútbol que es algo muy reseñable, tanto que se perdona lo increíble de su resolución,  pero sobre todo maneja el tempo y sabe cómo dejar a los personajes callados sin que el respetable dormite. Buena dirección, buen guión, buena interpretación. No se puede pedir más. Como bonus un final de la historia que a mí me dejó muy tocada, como pocas películas lo consiguen, porque ya me los he visto todos. Sin embargo, es tal la carga emocional del mismo que supongo que será uno de los puntos fuertes para el público a la hora de valorar la película. Un final de dejar patitieso al espectador y sin embargo, rodado con sencillez, sin truculencias, sin recreaciones. Un final que menudo final. Un final que deja un regusto amargo y que plantea muchísimas interrogantes morales. Un final que deja un poco en entredicho al protagonista y cuya culminación es donde más flojea el filme, un tanto al estilo "el muerto al hoyo y el vivo al bollo".

Ojalá en España supiéramos hacer películas así (aunque ésta tenga una pequeña participación española). Películas de género, películas que hablaran de gente de verdad, con la que poder sentirse identificados, que exploraran más sentimientos que el del calentón y el antisistemismo, que hablaran de nuestro pasado de una manera honesta y no panfletaria... Colecta para que Campanella se nacionalice español, ya.

Recomendada para aficionados al thriller adultos y con corazón, aunque un poquito faltos de escrúpulos si no reaccionan ante la conclusión.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion