Ficha

País

España

Año

2008

Título original

Sexykiller, morirás por ella

Duración

90min

Dirección

Miguel Martí

Guión

Paco Cabezas

Reparto

Macarena Gómez, Javier Ambrossi, Ángel de Andrés López, Jaime Barnatán, Carolina Bona, César Camino, Paco León, Juan Díaz

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Sexykiller, morirás por ella
Autor: farrell
Fecha: 12/10/2008.
Póster Sexykiller, morirás por ella

Sexykiller, morirás por ella

Digerido por farrell

Que sí. Que vale. Que esto es una película. Que han tenido ahí a una gente (cobrando) para escribir un guión. Que había un señor (cobrando) que decía a la otra gente lo que hacer. Que sí. Pero yo les digo, como me encantan las metáforas animales, que esta película parece rodada por una manada de monos de esos de trasero rojo que están todo el día dándole al asunto en el zoo.

“Sexykiller, morirás por ella” no tiene ni pies ni cabeza. No hay por donde cogerla. Es como pegarle a un padre con un guante en la cara. Inenarrable. Desde que al principio la protagonista rompe la convención y se pone a hablar con el espectador y dices tú “ostras, aquí hay innovación”, hasta que te das cuenta de que entre porro y porro los guionistas se echaron unas risas con eso de que un personaje hablara a la cámara “como en la tele” y ya, sin más recurso ni más justificación, pasan exactamente dos segundos. La explicación del trauma de la protagonista a través de lo que le pasó en su infancia (¡¿pero qué le pasó?!) y la relación con su madre, también incomprensibles, pillan ya al sufrido espectador intentando buscar formas divertidas en los restos de las palomitas. Y ya cuando transforman el solarium ese en un aparato para revivir a la gente tipo Mortadelo y Filemón ya llevas un buen rato jugando a los juegos del móvil. Pero es que al final, cuando la Sexykiller suelta la historia de la rana y el escorpión en plan filosófico, eso ya el despiporre.

Como la historia en sí es de juzgado de guardia pues lo que podría llamar algo la atención, por ejemplo si han visto el tráiler, es la estética de la película. Nada, nada. No se engañen. Caca. Que sí que es verdad que salen las chicas así muy peripuestas (hay tetas, eh) y hay algún recurso en plan pelis de acción y viva la Marvel y tralará, pero es porque les sobraban unas pelillas (por cierto, qué cantidad de instituciones públicas han “patrocinado” esto, mi madre) y contrataron a unos de la infografía.

Hay también algunos atisbos de querer copiar la estética de las teen movies americanas (la calle en la que se encuentran la Sexykiller y Paco León es totalmente de suburb de Chicago) pero no en plan homenaje, sino en plan “mira qué estupidas son esas historias que vamos a parodiar”. Pero claro, son sólo atisbos y cualquier espectador con más de una ceja se dará cuenta de cuán equivocado estaba el que ha dirigido esto y de que no parodia nada. Esto es un pestiño y punto.

Macarena Gómez, que en otros trabajos daba mucho miedito, sale aquí incluso guapa en algunas escenas con esa estética entre sesentera, kitsch y un poco cómic pero que, cómo no, también les ha quedado cutre. Para variar, problemas de dicción tiene la chica y, aunque cara de loca y asesina en serie no le faltan, como su personaje sólo dice estupideces inconexas pues resulta cansina a los 20 minutos. A Paco León, haciendo del “Luisma” en un personaje totalmente incomprensible en esta historia, no se le puede negar que tiene vis cómica y nos brinda una de las pocas frases de la película que parecen salidas de cerebro humano: “Si matas a todo el mundo va a quedar esto como pesao, ¿no?”. El resto, pues haciendo sus tonterías por allí.

Recomendada para los que han dejado de creer en el cine, para que se convenzan definitivamente y empiecen ya con las clases de capoeira.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion