Ficha

País

USA

Año

2008

Título original

Seven pounds

Duración

123min

Dirección

Gabriele Muccino

Guión

Grant Nieporte

Reparto

Will Smith, Rosario Dawson, Woody Harrelson, Michael Ealy, Barry Pepper

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Siete almas
Autor: farrell
Fecha: 18/01/2009.
Póster Siete almas

Siete almas

Digerido por farrell

Will Smith interpreta en esta película a un hombre (Ben Thomas) que decide hacer el bien salvando a siete personas (siete almas). La cuestión es que quiere que sean siete BUENAS personas, y se las ingenia para poder elegir efectivamente a quién hacer feliz. Una de las elegidas será una enferma terminal de corazón, Emily (Rosario Dawson), de la que acabará enamorándose.

“Siete almas” es un caso claro de publicidad engañosa. Al ver el tráiler puede que se hagan ustedes la idea de que esta es una de estas películas ñoñas hechas al servicio del actor estrella de turno, que tienen una trama de enfermedad o desgracia altamente lacrimógena y una historia de amor con escenas de videoclip. Bien, no exactamente. Esta película, cortada, cierto, a medida de Will Smith, puede que no sea una obra maestra, es verdad, pero desde luego es bastante recomendable porque logra, en la última media hora de metraje, desligarse de ese tono pasteloso del que les hablaba y acabar con dos secuencias verdaderamente efectivas. Y como bien está lo que bien acaba, pues seguramente se quedarán ustedes con bastante buen sabor de boca después de verla.

El resto de la película, bastante olvidable, oscila entre el misterio de saber qué demonios está buscando Ben para investigar a toda esa gente (su plan se revela demasiado tarde, después de todo esto no es una película de misterio) y el desarrollo de su historia de amor con Emily, con escenas verdaderamente chirriantes que parecen rodadas por Michael Bay bajo los efectos de un sobredosis de baladas de Aerosmith.

Este es el fallo de base de “Siete almas”, cuyo punto de partida es, desde luego muy original y humano: Gabriele Muccino, que ya firmó hace un par de años “En busca de la felicidad” con Will Smith y su hijo, parece tener tendencia a rodar en estilo ramplón de músicas grandilocuentes (la versión de “¿Qué será, será?” en esta película merece que el perpetrador sea torturado) y guiones simploides y efectistas. Pasaba con su cinta anterior y pasa también con esta. Se ve que le gusta Capra y que quiere reinventar el mito del “buen hombre” americano, pero claro, le falta el talento del italoamericano y le sobra la falta de estilo del mencionado Michael Bay.

Will Smith, convertido ya en una estrella comparable a Tom Cruise y que ha sabido reinventarse de manera magistral, pasando de ser “El príncipe de Bel Air”, a un protagonista de películas de acción y ahora un actor de los nominados y nominables al Oscar, se nota que le han cortado el traje a medida en esta película y su interpretación, desde luego, no defrauda. También es verdad que Smith se sabe atractivo y fotogénico y tira mucho de sonrisa, siendo en las escenas con mayor carga dramática cuando su personaje patina un poco.

Por lo demás, poco más que destacar de esta “Siete almas”, que podría haber sido una de las mejores del año, en serio, pero se queda en carne de peliculón de cierta cadena estatal porque el niño al que han puesto a jugar con el juguete no ha sabido darle bien a los botones. Aunque, eso sí, los últimos veinte minutos de película redimen en cierta manera al director.

Recomendada para buenas personas y personas normales en general.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion