Ficha

País

USA, UK

Año

2007

Título original

Stardust

Duración

130min

Dirección

Matthew Vaughn

Guión

Matthew Vaughn, Jane Goldman

Reparto

Claire Danes, Charlie Cox, Michelle Pfeiffer, Robert De Niro, Sienna Miller

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Stardust
Autor: malabesta
Fecha: 25/10/2007.
Póster Stardust

Stardust

Digerido por malabesta

Sin ser una gran película, "Stardust" consigue que la gente salga contenta del cine, sin que nadie tenga la horrible necesidad de comprarse el libro para ver si tal o cual personaje era así o de otra manera, o si en la segunda y tercera parte se explicará qué es lo que pasa con el huerfanito que aparece sólo durante tres minutos en pantalla pero que parece tan importante. Se agradece.

Tristan (Charlie Cox) vive enamorado de Victoria (Sienna Miller), la chica más popular y requerida del pueblo. Siendo como es un simple tendero poco puede hacer, así que una noche, tras ver caer una estrella fugaz, tristán se la promete para su anillo de compromiso en un arrebato de pasionalidad. Emprende la búsqueda de la estrella, que no es otra que Yvaine (Claire Danes), cuyo corazón en pepitoria garantizará además eterna juventud a la bruja Lamia (Michelle Pfeiffer), a la que el botox se le ha quedado pequeño.

"Stardust" es una película para niños con barba. Sin duda es un cuento para adultos; ofrece situaciones enfocadas a un publico que ha pasado lo de las abejas y las flores, pero por otro lado las enfoca de una manera totalmente infantil. Así por ejemplo (y cuidado porque se destripa muy ligeramente la historia), uno de los personajes, el Capitán Shakespeare, es un aguerrido y temible pirata volador, pero que en su corazón esconde a un delicado peluquero homosexual. ¿Cómo se comporta un homosexual en "Stardust"? Pues se viste de mujer, se maquilla, con lunares falsos incluidos, y va por su camarote saltando y bailando a ritmo de can-can. Es muy complicado conseguir la polivalencia de películas como "Shrek" o "La princesa prometida", que realmente consiguen llegar a niños y adultos por igual.

Indudablemente el material de partida, el libro del mismo título de Neil Gaiman, aporta mucho a la película, que tiene una base muy sólida sobre la que asentarse. A juzgar por las declaraciones del escritor inglés, el director Matthew Vaughn se desenvolvía bien con las escenas de acción pero no tenía mucha mano para el romance. Nada más cierto. "Stardust" es muy entretenida, tiene un ritmo muy ligero que hace soportables sus dos horitas de duración pero en cuanto sus dos protagonistas se quedan solos en pantalla, la cosa decae. Los diálogos entre Claire Danes y Charlie Cox son acartonados y parecen sacados de la sección de consultas de Cosmopolitan, obviando los consejos para conseguir "unos glúteos marmóreos en diez minutos al día" o "cómo hacer que tu chico se desmaye de gusto cuando le lames la oreja". El desarrollo de su relación es puro cliché -baste decir que comienzan odiándose- y las actuaciones de ambos son también un poco artificiales, el uno intentando poner cara de perro perdido y la otra gesticulando como una adolescente al teléfono.

Por fortuna "Stardust" tiene suficientes tramas y personajes como para hacernos olvidar a los protagonistas, y que en general la experiencia de su visionado se salde con una sonrisa.
Por fortuna "Stardust" tiene suficientes tramas y personajes como para hacernos olvidar a los protagonistas, y que en general la experiencia de su visionado se salde con una sonrisa. Siete príncipes traicioneros peleándose por un trono, una cabra convertida en persona, esclavas, brujas, piratas, duelos, etc. Sin duda el mejor secundario es Robert De Niro, en uno de esos papeles cómicos que tienen tanto éxito en parte gracias a cómo se ha ido encasillando en papeles de duro durante años.

Visualmente, la película se esfuerza para no dejar duda de que es una de aventuras. Largas panorámicas de persecuciones a caballo en medio de una pradera, enormes castillos, mercados llenos de pequeñas maravillas, etc. Pero se pierde un poco en esto; cuando se ve al protagonista en medio de la campiña por quinta vez, uno ya empieza a acordarse de "Sonrisas y lágrimas" más de lo debido. Además hay un exceso de efectos especiales -más allá de hacer que Michelle Pfeiffer parezca joven- que frenan mucho el ritmo y hacen que "Stardust" llegue a las dos horas, cuando en horita y media se podía haber arreglado todo.

En fin, una agradable película, que recuerda tiempos mejores en los que se hacían de una en una. Recomendada para astrónomos de andar por casa.

Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion