Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Stick it

Duración

103min

Dirección

Jessica Bendinger

Guión

Jessica Bendinger

Reparto

Jeff Bridges, Missy Peregrym, Vanessa Lengies, Nikki SooHoo, Maddy Curley

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Stick it (Que les den)
Autor: bronte
Fecha: 01/08/2006.
Póster Stick it (Que les den)

Stick it (Que les den)

Digerido por bronte

Antes de entrar en materia, permítanme haga una aclaración: “Stick it” trata sobre una gimnasta que a través del esfuerzo y el sacrificio conseguirá su recompensa. ¿No suena muy bien, verdad? Parece que una vez más nos enfrentamos a la historia de superación personal basada en las rutinas deportivas, tema favorito entre los favoritos de los americanos. Sin embargo, “Stick it” guarda pocas similitudes con este tipo de película y hasta diré que es de las mejores en su género.

Ante todo, si les gusta la gimnasia deportiva femenina, ésta es su película. En segundo lugar, si alguna vez han oído la frase “estética de video-clip”, pocas veces la verán tan materializada como en este filme. Hagan ahora la suma de los factores y quizás puedan imaginarse el resultado. O quizás no, porque Jessica Bendinger hace en “stick-it” un ejercicio de imaginación visual, que resulta del todo inesperado en este tipo de filme. Nada de esfuerzos hercúleos, nada de gimnastas cargando piedras en la nieve. Muy al contrario, coreografías caleidoscópicas (y algo lisérgicas) a ritmo de hip-hop donde todo es gracilidad y alegría.

Otro tanto con respecto al guión, obra de la misma directora, y autora de otros textos como “A por todas”, “La verdad sobre Charlie” o “Una hija diferente”, sigue de manera un tanto libre la fórmula y se permite licencias que hacen que la película resulte como poco refrescante. Para empezar, la protagonista no es tonta, ni se limita a hacer una disertación sobre el esfuerzo y la necesidad de templar el carácter. Muy al contrario, escuchamos la voz en off de la gimnasta durante todo el metraje reflexionando sobre el mundo del deporte, sobre que los deportistas esperan de sí mismos y de los demás, de dónde vienen y a dónde van, pero todo ello sin grandes peroratas, más bien de manera simple y natural. Como si realmente fuéramos los amigos de Nadia Comaneci compartiendo con ella un café. Y sobre todo, con gran sentido del humor.

Lo mismo con la figura del entrenador, el viejo sabio, o los alivios cómicos, encarnados aquí por dos gimnastas. La mala no es tan mala, y así numerosos detalles que le dan vidilla al asunto. Pero si algo es llamativo en esta película es su final, totalmente desacostumbrado y parece que hasta perjudicial para este tipo de producción. Si el deporte es la quinta esencia de la competitividad, en “Stick it”, los últimos minutos están dedicados a una especie de revolución colectivista, que puestos a reflexionar sobre sus implicaciones, posiblemente provocara un nuevo maccarthysmo en Hollywood. Quien se iba a imaginar esto en Disney. Y con eso ya está todo dicho.

Las interpretaciones son del todo competentes, y la película mantiene un ritmo ajustado y profesional, adornado por todas las salidas de todo en plan rapero, dedicadas a reflejar una juventud tan sana y madura, que mucho se duda que exista. Con todo, lo mejor, ver esos cuerpos tocados por los Dioses dando esas piruetas imposibles en el aire tan vistosamente retratados, como diría Lauren Postigo.

Recomendada para gente practica el levantamiento de codo. Puntuacion