Ficha

País

China, Hong Kong, Holanda

Año

2005

Título original

Xiang ri kui

Duración

129min

Dirección

Yang Zhang

Guión

Yang Zhang, Xin Huo, Shangjun Cai

Reparto

Joan Chen, Zifeng Liu, Haiying Sun, Hong Yihao, Wang Haidi

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Sunflower
Autor: sensillo
Fecha: 19/12/2006.
Póster Sunflower

Sunflower

Digerido por sensillo

A estas alturas es sobradamente conocido que básicamente existen dos tipos de películas chinas: las de patadas y las que colectan algún que otro premio en festivales europeos. Ésta no se fué con las manos vacías del festival de San Sebastián, de manera que nos podemos imaginar que los pies no se levantan más de un palmo del suelo.

"Sunflower" es un drama acerca de la relación a través de los años de un padre y su único hijo, o la de un hijo con su único padre, que tanto monta, monta tanto... Y de telón de fondo, una China que cambia desde los años setenta a los años noventa.

Durante mas de dos horas, la película no tiene mucho que contar. El padre era un pintor que ya no puede ejercer por tener dañadas las manos, de manera que se empecina en continuar su profesión a través de las manos sanas de su hijo. Así, de paso que se desquita de su infausta suerte, se introduce un personaje artista, que es algo que siempre queda muy bien dentro del cine de bufanda y gafapasta. El asunto no da más que para un episodio extralargo de "Cuéntame cómo pasó", pero sin gente corriendo delante de los grises. Todo contado con elegancia pero con un ritmo bastante desigual. Y es que sin el añadido de su toque exótico, “Sunflower” hubiera pasado aún más desapercibida.

El detalle del exotismo, pese a ser en cierto modo una virtud extracinematográfica, no deja por ello de ser un bonito añadido. Y mientras no suban un poquito más el precio de las entradas, o bajen el de los billetes de avión, es una bonita y casi barata manera de ver sitios distintos. Lo malo es que poco más ofrece “Sunflower” que un  convencional pero bien acabado telefilme.

Las interpretaciones todas en su sitio, sin que se vea a nadie intentando pisar a los demás por un poco de atención. Bastante tienen con aguantar el tipo a lo largo de toda la larga película, aunque en ese sentido poco se
podría quejar el hijo, para el que se relevan nada menos que tres actores.

En resumidas cuentas, “Sunflower” no resulta en ningún momento dolorosa de ver, pero no puede evitar que en más de un momento sobrevenga el tedio.

Recomendada para los que no saben cuándo hay que poner el "Chim-pón" Puntuacion