Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Superbad

Duración

114min

Dirección

Greg Mottola

Guión

Seth Rogen, Evan Goldberg

Reparto

Seth Rogen, Bill Hader, Jonah Hill, Michael Cera, Christopher Mintz-Plasse

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Supersalidos
Autor: malabesta
Fecha: 21/10/2007.
Póster Supersalidos

Supersalidos

Digerido por malabesta

“Supersalidos” es la cumbre de las nuevas comedias adolescentes americanas, parece que será, merecidamente, la risa de la temporada. Aunque dudo que se vaya a llevar ningún Oscar, a menos que creen una categoría nueva al mejor lenguaje malsonante.

Seth (Jonah Hill), Evan (Michael Cera) y Fogell (Christopher Mintz-Plasse) son tres amigos que enfrentan la recta final de su vida en el instituto con la única preocupación que tienen todos los adolescentes (al menos todos los que aparecen en estas películas): perder la virginidad. Para ello, como suele ser también habitual, han de llevar el alcohol a la fiesta de Jules (Emma Stone), lo que los convertirá en héroes y allanará su camino hacia el umbral sagrado, el tálamo, el Pórtico de la Gloria, sin maestro Mateo que se interponga; que es como me expreso yo mientras toco el laúd al pie de una celosía. En cambio, en “Supersalidos” llaman a las pollas por su nombre. Y todo el rato.

Si hay que ser más breve en el resumen de la película, “Supersalidos” es, efectivamente, la polla. Todos sus chistes verbales giran en torno a ella, la mayoría de sus gags físicos la tienen como centro, sus protagonistas viven para darle alimento y hasta me imagino cómo removían el café en el rodaje. El lector habitual sabrá que por esta página normalmente los chistes de este calado suelen pasar con más pena que gloria. Pero sorprendentemente, “Supersalidos” realmente consigue hacer reír con el tema de los huevos.

En más de un sentido, la sensación que se tiene al terminar de ver esta película es muy parecida a la que muchos tuvimos con “Persiguiendo a Amy”, o con el monólogo inicial de “Reservoir dogs”; no voy a decir yo que con la mierda se pueda hacer arte, pero con ella hay quien puede hacer más divertida una batalla de tartas. Así Seth Rogen y Evan Goldberg, guionistas de la que nos ocupa, son capaces de -principalmente a través de la imparable verborrea de Seth- salvar una comedia adolescente de tres al cuarto mezclando sin tapujos alusiones a los Beatles y “Ciudadano Kane” con imágenes -mentales- de prepucios y fornicios.

Seth Rogen y Evan Goldberg son capaces de salvar una comedia adolescente de tres al cuarto mezclando sin tapujos alusiones a los Beatles y “Ciudadano Kane” con imágenes -mentales- de prepucios y fornicios.
“Supersalidos” se vale mucho también de la buena combinación de sus tres protagonistas. Indudablemente tienen mucha vis comica, y están a la perfección dentro de sus personajes. Habrá que ver si pueden deshacerse de ellos en alguna otra película. Quizá haya que mencionar a Christopher Mintz-Plasse por encima de los demás, aunque sólo sea porque su McLovin (el que haya visto la película lo entenderá) probablemente pase a la posteridad de segunda B -pero posteridad al fin y al cabo- que ocupan otras creaciones como el “Bad Motherfucker” de “Pulp fiction” o Kayser Soze.

Aunque la contrapartida de la buena química entre sus protagonistas es que en cuanto no hay al menos dos de ellos en pantalla, “Supersalidos” pierde bastante, especialmente un buen trozo de cinta que está ocupado por una pareja de policías (uno de ellos interpretado por el propio Seth Rogen) y que al no mentar en ningún momento sus partes pudendas -ni las de otra persona- hace que baje un poco el ritmo de la película.

En fin, una muy buena comedia, con bastantes más virtudes -que hasta casi hacen olvidar lo ligeramente machista que es- que pretensiones. Recomendada para gente con envidia fálica.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion