Ficha

País

Corea del Sur

Año

2005

Título original

Chinjeolhan Geumjassi

Duración

112min

Dirección

Park Chan-wook

Guión

Jeong Seo-gyeong, Park Chan-wook

Reparto

Lee Yeong-ae, Choi Min-sik, Kwon Yea-young, Go Su-hee, Kim Byeong-ok

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Sympathy for Lady Vengeance
Autor: malabesta
Fecha: 04/08/2007.
Póster Sympathy for Lady Vengeance

Sympathy for Lady Vengeance

Digerido por malabesta

Como seguramente habrán leído por ahí, "Sympathy for Lady Vengeance" es la película con la que Park Chan-wook cierra su trilogía sobre la venganza, de la que "Old Boy" era la segunda parte. Y la cierra muy bien y a un nivel muy alto, por lo que esperamos que el director coreano no nos sorprenda dentro de unos años con "La venganza fantasma".

Una de las críticas que frecuentemente se le hacen a Park Chan-wook es que sus películas se concentran mucho en la parafernalia pero no tienen contenido. "Sympathy for Lady Vengeance" es efectivamente cuida mucho el aspecto visual, pero lo respalda con un guión excelente, aunque muy abierto. Chan-wook no entra a valorar moralmente el comportamiento de sus personajes o a mostrar si son castigados o no por sus actos. No obstante, el hecho de que la película no contenga una moralina ni un "fueron felices y comieron perdices" no implica que no aborde con profundidad ciertos temas.

En este caso, como parte de la trilogía que es, la película gira en torno a una venganza: Lee Geum-ja (Lee Yeong-ae) es encarcelada por el secuestro y el asesinato de un niño, del que se declara culpable. Gracias a su condena, su cómplice, Mr. Baek (Choi Min-sik), es completamente libre. Tras trece años, Gem-ja saldrá de prisión con el único objetivo de vengarse de él. Para ello, durante su estancia entre rejas se ha comportado como un angelito, ganándose favores de muchas de sus compañeras, que se cobrará al ser libre.

A partir de aquí, se destripa la película a conciencia, así que si no la ha visto, tal vez sea mejor que vuelva usted mañana. "Sympathy for Lady Vengeance" comienza con la liberación de Geum-ja; en la puerta de la cárcel la espera un pastor cristiano, que le ofrece tofu blanco (parece ser que una tradición, y que simboliza el nuevo comienzo, puro tras haber pagado la deuda contraída con el crimen). Geum-ja lo tira al suelo, se pone unas gafas de sol cual Terminator y comienza a buscar a sus antiguas compañeras, a través de las cuales vamos viendo cómo fue su vida carcelaria, y como tras la fachada de beata melindrosa se escondía una mujer que reza para poder ejecutar al hombre que la metió en la trena.

A la vez se va desgranando el plan de Geum-ja, que culmina más o menos a la mitad de la película, cuando ella captura a Mr. Baek. A partir de entonces es cuando queda claro que el verdadero tema de "Sympathy for Lady Vengeance" no es la venganza, sino más bien las consecuencias de ella (y de cualquier otro pecado) y la posibilidad de redención. Corea del Sur es, curiosamente, un país mayoritaria y fervientemente cristiano, pero en el que "religiones" muy afianzadas en el lejano oriente, como el budismo o el confucianismo, tienen mucha influencia y no menos seguidores. Así que la película explora y contrasta las posibilidades de redención que ofrecen; ¿basta con el arrepentimiento sincero o bien el que la hace la paga, en esta vida o en otra? En este sentido, aunque sea una tragedia y una venganza como "Hamlet", quizá esté más cerca de "Crimen y castigo".

Aunque sea una tragedia y una venganza como "Hamlet", quizá esté más cerca de "Crimen y castigo"
Pero Park Chan-wook no se para ahí; "Sympathy for Lady Vengeance", al igual que "The host", está protagonizada por unos personajes desvalidos, a los que la sociedad ni ayuda ni proteje, y que si quieren justicia, la han de buscar ellos mismos, con la grave carga personal que ello conlleva; aunque todo el mundo desea que se cumpla el castigo, pocos quieren convertirse en verdugos.

Todo esto sin olvidar que la película es un thriller. El plan de Geum-ja se desgrana y ejecuta poco a poco, hay emoción e intriga y no faltan los sorprendentes giros de guión que consiguen que el espectador mantenga siempre el interés aún cuando parece que ya se ha pasado el clímax de la película.

Visualmente, Park Chan-wook consigue en "Sympathy for Lady Vengeance" la mejor de sus obras. Al igual que muchos de sus compadres, usa y abusa del color, de ángulos y planos muy extremos, y de transiciones entre escenas más rebuscadas que la cortinillas de una televisión por cable. Además, la planificación de estas es magistral, y todo en la película, todo, quiere decir algo y aporta alguna información sobre los personajes o sus estados de ánimo. Este detallismo se extiende a las escenas más violentas, pues "Sympathy for Lady Vengeance" es una película violenta, rodadas con un cuidado sumo pero en las que casi nunca se cae en la explicitud (salvo en unos sangrientos momentos iniciales). Park Chan-wook le muestra al espectador que algo horrible va a suceder, para luego dejar que él mismo se lo imagine.

Además de la física, "Sympathy for Lady Vengeance" es violenta psicológicamente, y hay momentos en la película en los que uno no puede dejar de pensar que Park Chan-wook es una mente enferma, o quizá tanto él como su público sea capaz de distanciarse de sus protagonistas de tal manera que los cambios de género, del drama se pasa -o incluso se solapan- a la comedia o al slapstick, sean aceptables, mientras que a un público occidental probablemente le sigan resultando muy chocantes.

La actuación de Lee Yeong-ae, a pesar de lo complicado de su personaje, es más que notable, y es capaz de acomodar y mostrar los numerosos cambios por los que Geum-ja pasa, de angel a demonio. Aunque al igual que el resto de la plantilla, tiene cierta tendencia a sobreactuar un poco, a caer en retortijones y aspavientos.

Sería injusto no mencionar también la excelente banda sonora, que sobre una partitura de Vivaldi ("Cessate, Omai Cessate"), acompaña sin entorpecer toda la película.

En fin, una excelente película, la quintaesencia de lo que uno espera del cine oriental. Recomendada para gente con ojos.


Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion