Ficha

País

Japón

Año

2005

Título original

Takeshis'

Duración

108min

Dirección

Takeshi Kitano

Guión

Takeshi Kitano

Reparto

Takeshi Kitano, Susumu Terajima, Kayoko Kishimoto, Ren Osugi, Kotomi Kyono, Tetsu Watanabe

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Takeshis'
Autor: malabesta
Fecha: 11/06/2007.
Póster Takeshis'

Takeshis'

Digerido por malabesta

“Takeshis'” dejó al público del Festival de Venecia bastante descolocado. Tal vez porque es una complicada película, más autorreferencial que biográfica, en la que Takeshi Kitano da una visión surrealista e iconoclasta de su vida y su carrera, o tal vez porque simplemente no tiene ni pies ni cabeza.

“El sueño de la estancia roja”, un clásico de la ficción china del XVIII, cuenta en uno de sus capítulos el sueño de su protagonista, Pao Yu. Se encuentra Pao Yu en un palacio idéntico al suyo, pero en el que nadie lo reconoce. Se dirige a su habitación y allí se topa con otro Pao Yu durmiendo entre sus sirvientas, y soñando que está en un palacio idéntico al suyo en el que nadie lo reconoce. El durmiente se despierta contándole a una de ellas su sueño, cuando ve al otro Pao Yu. Ambos oyen la voz de una mujer que llama a Pao Yu, y el primer Pao Yu se despierta en su habitación y le cuenta a su sirvienta que ha tenido un sueño en el que estaba en un palacio idéntico al suyo en el que nadie lo reconocía. Luego todos dicen tres veces seguidas Pao Yu delante de un espejo y aparece Bitelchus.

Salvando la última aparición fantasmagórica, Kitano se apropia de la idea central de “El sueño de la estancia roja”, dándole quizá una vuelta de tuerca. “Takeshis'” es una película cíclica. Comienza con el protagonista caracterizado como soldado japonés de la Segunda Guerra Mundial, descubierto por un combatiente americano. Acto seguido se pasa a un rocambolesco tiroteo entre mafiosos; uno de los rodajes de Beat Takeshi, el cineasta de éxito. Éste sueña con Mr. Kitano, una versión fracasada de sí mismo que trabaja en un supermercado (y al que nadie reconoce) y que a su vez sueña que se convierte en un violento mafioso que resuelve todo a tiros. Aunque bastante surrealista y por lo tanto de interpretación difícil, la peripecia de Mr. Takeshi no deja de parecer una sublimación de la carrera de Takeshi Kitano.
l
Mientras Mr. Takeshi trabaja como tendero, asistiendo a múltiples castings en los que es humillado y rechazado, su vida es un fracaso. Pero por azares del destino encuentra una bolsa llena de armas; a partir de ese momento va por la vida con una pistola en la mano, y todo le sonríe. Con dinero y mujeres, respeto y coches caros satisface sus sueños, a la vez que se mueve en una espiral de violencia que recuerda mucho a películas como “Hana bi” y para la que sólo hay un final posible.

Así también Takeshi Kitano empezó su vida como cómico de éxito televisivo, como parte de la pareja “The two beats” (el otro Beat, Kiyoshi, aparece también en la película) y en programas como “Humor amarillo”. No sería tomado en serio ni se convertiría en un fenómeno de masas hasta que, por azares del destino, se tuvo que hacer cargo de “Violent cop”, película que a su vez protagonizaba. Reescribió el guión, que pasó de ser una comedia al drama violento que se iba a convertir en su marca, y también la dirigió, con el curioso estilo que luego iría perfeccionando: planos largos y muy gráficos, y un montaje entrecortado y discontinuo.

Y “Takeshis'” es fiel a todo esto. Muchas veces las escenas están cortadas en su momento climático, y tras un breve lapso en negro se retoma la acción en otro punto de la trama. Las escenas más violentas están rodadas de manera muy calmada, y quizá en esta más que en otras películas, regadas con unos efectos de sonido sino realistas, al menos desagradables. Eso sí, al igual que “El verano de Kikujiro” o “Zatoichi”, “Takeshis'” tiene mucho de ese espectáculo de variedades en el que parece que Kitano disfruta convirtiendo sus películas. Números musicales, performances, bailes, gimnasia rítmica, gags y claqué jalonan la historia de Mr. Kitano, sin que muchas veces tengan nada que ver con ella.

El reparto está claramente sobrepasado por la pirotecnia visual y narrativa de la película. Salvo Susumu Terajima, colaborador habitual de Kitano, expresivo e histriónico, la mayoría del reparto adopta el particular estilo de no actuar que tiene Beat Takeshi, cuyo maltratado rostro tampoco necesita mucho movimiento para adaptarse a la lamentable vida de Mr. Takeshi. Cuando se interpreta a sí mismo, evidentemente lo hace bien.

En fin, una película de muy complicado visionado, que puede gustar o hacerse odiar, pero que en todo caso sólo está recomendada para aquellos que hayan visto, sin salirse del cine, dos o tres películas más de Kitano.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion