Ficha

País

USA, UK, Nueva Zelanda

Año

2009

Título original

The lovely bones

Duración

135min

Dirección

Peter Jackson

Guión

Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson

Reparto

Mark Wahlberg, Rachel Weisz, Susan Sarandon, Stanley Tucci, Saoirse Ronan, Michael Imperioli

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de The lovely bones
Autor: bronte
Fecha: 27/02/2010.
Póster The lovely bones

The lovely bones

Digerido por bronte

En "The lovely bones", Peter Jackson nos ofrece una original manera de contar un asesinato. Original y aburridísima manera. Aunque he visto a una persona llorar en el cine al final del cotarro, parece ser que la opinión general es que es un rollo. Estoy de acuerdo. Me recordó en gran medida a ese otro engendro protagonizado por Robin Williams y titulado "Más allá de los sueños". La misma patología: tanto empeño en poner imágenes oníricas para mostrar lo bien que se les da lo de la CGI que al final ahí no hay película ni hay nada. Sólo tomas en plan colocón placentero que no ponen pero sí quitan. La paciencia.

Esto es en cierta manera como "Criaturas celestiales", lo que pasa es que el reparto de los papeles de víctima y verdugo es algo diferente y parece pasada por una muy mala digestión. Susie Salmon, una niña de 14 años, es asesinada por un psicópata pederasta, con tan mala suerte de que resulta que hay vida después de la muerte. Decir que esta niña no se calla ni muerta, no es una metáfora. Aunque está muerta, ella está en el otro mundo, como sin querer irse, y venga a darle a la sin hueso, soltando soliloquios interminables, por un lado sobre la actitud de su familia, por el otro sobre las cosas raras que contempla, y que ve la luz, y que no quiere caminar hacia la luz, y que el árbol tiene hojas, y que ahora no las tiene. No les voy a engañar: yo, con respecto a lo que concierne al arco del personaje en la ultratumba no entendí nada. No sé por qué se quedó atrapada (lo del moro no convence), ni por qué se podría ir, ni por qué pasa lo que pasa al final con aquel gentío, ni toda la parafernalia de que el odio lleva al lado oscuro patatín, patatán.

Ese es otro de los grandes rasgos de la película. Se entiende poco. No se comprende muy bien lo que pasa en cada momento en la interacción entre los dos mundos, ni por qué algunos personajes entran y otros se van, ni lo que pasa al final. Parece que ya llegando al "the end" van a detener al asesino y resulta que se corta la secuencia y lo siguiente es un capítulo de "Rasca y pica" sin que nadie sepa muy bien qué ha pasado. Lo único que se perdona es el buen gusto solucionando el momento del asesinato, pero el resto es una ensalada de verano. Mientras que los padres de la moza, Rachel Weisz y Mark Walhberg, van de muy serios y dramáticos, aparece al fondo de la habitación Susan Sarandon interpretando una caricatura de Gracita Morales. Y no es culpa de ella, en absoluto. Es culpa del guión terrible y de la peor dirección que se evidencia en cada bendito fotograma. Como a mí Rachel Weisz no me convence nunca, diré que en esta ocasión se limita de nuevo a apretujar la silicona de sus labios y Mark Walhberg, entre que no da mucho de sí en general y "The happening" y "Max Payne" y esto, pues nada, que le auguro muy mal futuro.

Una entra esperando un buen thriller y está dispuesta a pagar la moralina de las secuencias sobrenaturales e incluso fantasea con la posibilidad de que la cosa del más allá le dé un tono humano a la cosa. Pero se encuentra un filme que va a trompicones, que no tiene sentido alguno y que cada dos tres es interrumpido por sueños lisérgicos que están ahí porque sí.

Yo no la recomiendo pero le gustará a gente como muy sensible, ¿no?
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion