Ficha

País

USA

Año

2009

Título original

Couples retreat

Duración

113min

Dirección

Peter Billingsley

Guión

Vince Vaughn

Reparto

Vince Vaughn, Jason Bateman, Faizon Love, Jon Favreau, Malin Akerman, Kristen Bell

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Todo incluido
Autor: bronte
Fecha: 02/02/2010.
Póster Todo incluido

Todo incluido

Digerido por bronte

Ah, mísera de mí, ah, infelice. Apurar cielos pretendo, ya que me tratáis así, qué delito cometí para tener que ver estas películas. Que si el cine sigue así, vamos a tener que ver muchas cosas ridículas. “Todo incluido” es lo peor de lo peor de lo peor. No porque esté mal hecha, está hecha con facturación industrial, sino por su guión lamentabilísimo. En primer lugar yo no entiendo por qué llaman a estas películas comedias. Aunque aviso de que afortunadamente, la dosis de moralina sobre las relaciones de pareja está pero que muy medida. Efectivamente, ellos intentan que sea todo comedia, pero si eso son gags que venga Dios y lo vea.

Lo que no puede ser cuando se escribe un guión es que para pasar de una situación a otra haya que forzar tanto la cosa que al final parece una película del surrealismo. Una pareja a punto de divorciarse quiere ir a un “campamento de relaciones de pareja” en una paradisíaca isla del Pacífico, a ver si se arreglan. Ahora bien, como es muy caro, para que les salga a mitad de precio, necesitan llevar a tres parejas más. Sus amigos. Pero por favor, eso es una premisa fatalmente construida. Pero qué muy mal construida. Porque las otras parejas se supone que no ven la necesidad de ir a un campamento de esos, pero les convencen diciéndoles que no tienen que ir a la terapia, sino tan sólo a la playa. Vale. Nos hemos quedado sin película. Entonces hay que volver a forzar la cosa, y efectivamente, cuando llegan allí, los responsables del campamento les dicen a las otras parejas que o hacen la terapia o les echan. Vamos, que para llegar al punto de poner a terapia a tres parejas que no quieren hacer terapia, han dado unas vueltas que es para morirse. Así toda la película.

Por supuesto afloran los problemas maritales donde parecía que no los había, pero no crea el espectador inocente que situar la acción en el Pacífico es gratuito. Mucha playa, mucho bikini, mucho cuerpo serrano. Y tantos gags sobre sexo o pseudosexo o yo no sé qué era aquello, que de verdad que la cosa resultaba ofensiva por lo poco que sudaron la camiseta para escribir el guión. Por ejemplo, el profesor de yoga es un mazas llamado Salvatore al que la banda sonora presenta con música flamenca, que para dar su clase ejercita unas seis o siete posturas, claramente de penetración, con las esposas protagonistas. Los maridos ponen muy malas caras. Esta secuencia dura bien sus seis minutos. Oye, pues para troncharse. Graciosísimo ver al mazas hablar de abrir los chacras mientras poco menos que les hace un hijo a las señoras.

Los maridos todos unos bollullos, ellas todas esculturales. Los diálogos funerarios. Jean Reno no se sabe haciendo qué, aquí. Kristen Bell después de "Forgettin Sarah Marshall" dejando bien claro que le va la marcha. ¿Y Jon Favreau no era el director de "Ironman"? Bueno, yo no entiendo nada. Porque este también firma el guión. Yo para mí que haces estas películas porque saben que les van a dar dinero en algún sitio, pero así en plan mercenario. Un desastre. Espero haberme explicado con claridad. Vince Vaughn interpreta, produce y escribe. Anda que se podía estar con las manos quietas y esperar a que le llamase Owen Wilson para no destrozar su carrera. No vayan a verla.

Recomendada para fanáticos de “Hombres y mujeres y viceversa”.



Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion