Ficha

País

Francia

Año

2008

Título original

Transporter 3

Duración

100min

Dirección

Olivier Megaton

Guión

Luc Besson, Robert Mark Kamen

Reparto

Jason Statham, François Berléand, Natalya Rudakova, Robert Knepper, Jeroen Krabbe

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Transporter 3
Autor: malabesta
Fecha: 25/01/2009.
Póster Transporter 3

Transporter 3

Digerido por malabesta

Al igual que en su póster Jason Statham repite la posturita con la que ya aparecía en los afiches de las anteriores partes (aunque luego en la película no la usa para nada), "Transporter 3" no es más que más de lo mismo, pero peor. Hora y media de persecuciones y peleas dopadas por las trampas tras la cámara, una supermodelo necesitada de un bocadillo de pollo y un guión digno de envolverlo.

Frank Martin (Statham) está de nuevo disfrutando de su tranquila vida en la Riviera cuando de nuevo violentos acontecimientos lo obligan a trabajar de nuevo contra su voluntad a las órdenes de un dudoso patrón, en este caso se trata de Johnson (Robert Knepper). De nuevo tendrá que transportar a una escuálidad zagala (Natalya Rudakova) junto con un misterioso cargamento de un lado a otro de Europa, para de nuevo tener que decidir entre hacer lo correcto o aquello por lo que le han pagado.

"Transporter" tenía su gracia, más que nada por la novedad, pero el personaje del transportista está ya más quemado que las ruedas de su coche a mitad de película. Además, la saga ha ido creciendo en una absurda e irreal espectacularidad (que incluye persecuciones encima de un tren) que hace completamente imposible tomarse en serio el asunto. Como la esencia del personaje es que es el más duro y más cool del mundo, Statham sale un poco perjudicado, llegando a cierto punto de ridiculez.

Tampoco ayuda mucho la tramposa dirección de Olivier Megaton (no confundir con el Transformer). Además de una absurda necesidad de sacar a su protagonista con el torso desnudo (por mucho que sus abdominales se pudiesen usar para frenar el tráfico delante de un paso de cebra escolar, me da a mí que la mayoría del público de esta película no tiene mucho interés en la anatomía masculina) intenta tapar como quien esconde un gato muerto bajo la alfombra las carencias de las escenas que deberían darle la vida a la película. Su estilo lleno de cambios rápidos de cámara y frenética edición le da un aire artificial a las peleas, pero sin conseguir disimular sus carencias: a veces da la impresión de que están rodadas a cámara lenta y luego reproducidas al doble de velocidad. Algo similar pasa con las persecuciones; yo nunca he sido mucho de los que reclaman realismo y se quejan de que tal o cual cosa es una fantasmada, pero en "Transporter 3" se llega a tal punto de irrealidad que es imposible mantenerse dentro de la película.

Así que dado que la acción no es gran cosa, nos queda la bonita historia humana que hay detrás de la película: un espanto. Statham y Rudakova hacen un largo viaje en coche por Europa, y uno se siente como si fuese en el asiento de atrás, castigado. Los diálogos son horteras y prefabricados, y la relación que se establece entre ambos personajes es completamente increíble. Sólo podría ser peor si alguno de ellos se pasase toda la cinta preguntando cada cinco minutos "¿Cuándo llegamos?" o "¿Falta mucho?".

En serio, un espanto. Mejor alquílense "Transporter"; además sale Shu Qi, moza que está de mejor ver que la protagonista de ésta. Recomendada para agentes de la ITV.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion