Ficha

País

USA, UK

Año

2006

Título original

The prestige

Duración

128min

Dirección

Christopher Nolan

Guión

Christopher Nolan, Jonathan Nolan

Reparto

Michael Caine, Christian Bale, Hugh Jackman, Scarlett Johansson, David Bowie, Piper Perabo, Rebecca Hall

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El truco final (El prestigio)
Autor: malabesta
Fecha: 13/01/2007.
Póster El truco final (El prestigio)

El truco final (El prestigio)

Digerido por malabesta

Si al protagonista de "Memento" en lugar de por los tatuajes le hubiese dado por la Magia Borrás, bien podría haber terminado en "El truco final". Chsritopher Nolan escribe y dirige la película que secunda a "El ilusionista" en la cartelera, con esa costumbre que tienen en Hollywood de sacar las películas de dos en dos, aunque en este caso el parecido sea bastante accidental.

Las películas de Nolan parece que mantienen ciertos rasgos comunes, tanto a nivel narrativo como visual. En "El truco final" tenemos otra vez la biografía de dos personajes obsesivos, vengando una muerte del pasado que más o menos define el total de su existencia presente. En este caso, se trata de dos magos principiantes y compañeros de trabajo: Angier (Hugh Jackman) y Borden (Christian Bale). Ambos tienen grandes ansias por triunfar, pero un accidente con la mujer de Angier (Piper Perabo) termina con esta muerta y con ambos enfrentados. A partir de ese momento las vidas de ambos se dirigen una en contra de la otra. Se arruinan los actos, se roban los trucos... Hasta que Borden aparece con un truco que Angier no consigue repetir, y con el que se obsesiona y recorre medio mundo, hasta encontrar a Nikola Tesla (David Bowie), que más o menos está detrás del mismo.

El guión de la película es bastante complejo, y más o menos consiste en repetir la estructura de un truco de magia (y de casi todo, ya puestos): una presentación, una desaparición y el prestigio, cuando el mago vuelva a hacer aparecer el objeto en cuestión, pero dentro de una caja de galletas o una bolsa de patatas. Así la película presenta un montón de personajes, cada uno de ellos con un truco que hacer en pantalla, que a su vez se van sucediendo en un crescendo que pretende terminar con un gran "oooh" final. Lástima que más allá de la estructura, la historia no sea demasiado sorprendente, y como dice la voz de Michael Caine (uno de los ayudantes de Angier) al principio de la película: "Quiero que prestes mucha atención". Luego procede a realizar un truco ante una atónita niña, explicando también la estructura del mismo. Con ello se introduce al espectador en el juego de la película y lo pone en alerta, porque al fin y al cabo la magia es magia porque todos sabemos que hay truco.

Como corresponde con personajes que viven en función de un acontecimiento de su pasado, Nolan plantea una película que mezcla el tiempo y el espacio. El presente y el pasado de Angier y Borden se van alternando delante de los ojos del mareado espectador. Aunque por lo general están bastante equilibradas, hay momentos en los que una de las tramas se impone a la otra. Además, la película tiene una componente fantástica muy importante, que a muchos amantes del realismo y de gritar "menuda fantasmada" le resultará intragable.

Visualmente la película tira mucho del "pasado fantástico" que tan de moda se está poniendo. Sin llegar al steam-punk o a la parafernalia obsesiva de "La liga de los hombres extraordinarios", da una visión maravillosa de la vuelta siglo XIX, el descubrimiento de la electricidad y el magnetismo, que ayudan a mantener un poco el ambiente mágico, pero magia de salón.

El infinito reparto está encabezado por Christian Bale y Hugh Jackman, en dos papeles bastante simétricos; a pesar de que Jackman convence más como glamuroso mago del XIX, la actuación de Bale termina siendo un poco más viva, y su personaje un poco más profundo. Detrás de ellos está Michael Caine, como ingeniero y ocasional narrador, con un personaje parecido al de "Batman begins" en lo testimonial que resulta. También está Scarlett Johansson y David Bowie, pero en el fondo mucho más para darle algo de relumbrón a unos personajes bastante vacíos de contenido y bastante funcionales.

En fin, una entretenida película que a veces se pierde un poco en el rocambole de su estructura. Recomendada para los que le roban la nariz a los niños, se separan el dedo índice y otros grandes trucos.

Puntuacion