Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Music & lyrics

Duración

105min

Dirección

Marc Lawrence

Guión

Marc Lawrence

Reparto

Hugh Grant, Drew Barrymore, Brad Garrett, Kristen Johnston, Scott Porter, Nick Bacon, Andrew Wyatt, Dan McMillan, Campbell Scott

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Tú la letra y yo la música
Autor: bronte
Fecha: 18/04/2007.
Póster Tú la letra y yo la música

Tú la letra y yo la música

Digerido por bronte

Hugh Grant es un "listo". Un "listo" en el sentido español. Él ha encontrado su filón interpretando a ese tipo de niño-hombre, hombre-niño con modales británicos y titubeos constantes y de ahí no se apea. Marc Lawrence, director de esta película y de "Amor con preaviso" y "Miss Agente Especial", lo sabe bien, y repite con el "tímido brit" en el papel que lo ha encumbrado al olimpo de las movie stars. Así que ya puedo decir en este primer párrafo que esta película gustará mucho a los seguidores de Mr. Grant, que me he enterado que también hay hombres a los que les resulta agradable con sus muecas y sus "eeh", "aah" y "ooh".

"Tú la letra, yo la música" es una comedia romántica. Pero no de las buenas. Pese a seguir el recorrido vital de los personajes de este género a pies juntillas, se conocen, ella está loca, pasan el uno del otro, el roce engendra el cariño, se desentienden, van vienen, suben y bajan, y para no perder la tradición, también puedo añadir que el espantapájaros encuentra su cerebro por ahí en una probeta, la verdad es que no les ha quedado muy lucida. La atracción entre los protagonistas es algo incomprensible y no bien desarrollada, y los gags son bastante malos, además de amateurs. Un ejemplo de amateurismo: en un momento dado van a cantarle la canción que están escribiendo entre los dos al portero de la casa de Hugh Grant, y cuando han acabado, el portero dice "perdonen pero es que estoy sordo". No duden que un buen guionista le hubiera dado más gracia al asunto, haciendo que se le preguntara "¿qué le parece?" y que el buen hombre hubiera respondido a gritos agarrándose la oreja "¡¿Cómo?!". Como ven es el mismo chiste, pero esta versión es la buena, y la otra, la mala. Lamentablemente optaron por la mala en la mayoría de los casos.

Un cantante de pop de los ochenta venido a menos, intenta subirse de nuevo al carro del éxito, cuando se le ofrece la oportunidad de escribir una canción para la artista de moda, una especie de híbrido entre Britney Spears, Christina Aguilera y toda esa familia. A saber, mucho remeneo, mucha fusión, muy poca ropa, y toda esa pseudo filosofía oriental que intentan meternos con calzador en su versión más cutre. Hugh Grant, que es un letrista fatal descubre que Drew Barrymore hace unas letras preciosísimas, y ahí tienen ustedes el objetivo común que les mantendrá unidos. Ah, sí, también superarán sus traumas personales.

A mí las canciones en general me han parecido una cuchufleta (aunque aviso que yo no soy crítica musical), y por eso percibo cierto toque realista cuando en la película se las presenta como muy exitosas. La descripción de caracteres está más o menos bien. Me refiero básicamente a la cantante de moda, que responde muy bien al estereotipo de artista de la canción ligera actual, y si algún acierto tiene la película es ese video-clip incial, imitando los de los años ochenta, y muy logrado en su espíritu. Apoyándose en eso, Hugh Grant repetirá gags físicos que son lo mejor del filme.

Como he dicho más arriba, la pareja protagonista tiene una química de esas fraternal, lo que no es nada bueno, y aparte de eso, todos los actores cumplen decentemente, sin enseñar cacho ni nada. Recomendada para todos aquellos a los que les gusta sentirse "dirty". Puntuacion