Ficha

País

UK, Australia

Año

2007

Título original

Death defying acts

Duración

97min

Dirección

Gillian Armstrong

Guión

Tony Grisoni, Brian Ward

Reparto

Guy Pearce, Catherine Zeta-Jones, Saoirse Ronan, Timothy Spall

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El ˙ltimo gran mago
Autor: malabesta
Fecha: 01/04/2008.
Póster El ˙ltimo gran mago

El ˙ltimo gran mago

Digerido por malabesta

"El último gran mago" explota el personaje de Houdini para dar vida a una historia, definida como thriller romántico sobrenatural, de la que no se ha podido escapar. Historia que, si no me fallan las cuentas, patina en al menos dos de las tres etiquetas.

Mary (Catherine Zeta-Jones) y Benji (Saoirse Ronan) son dos artistas de variedades escocesas que se ganan el sustento con un número de adivinación (algo estilo Anthony Blake): en la cola del teatro intentan averiguar todo lo que pueden sobre su público y luego, vestidas de princesa oriental y de genio de la lámpara, aprovechan esta información para epatar a la audiencia. Cuando descubren que Harry Houdini (Guy Pierce) ha lanzado un desafío a la comunidad espiritista, cuyo premio son diez mil dólares, lo ven como su ticket para salir de la miseria. Sólo necesitan descubrir cuáles fueron las palabras que la madre de Harry le susurró a éste en su lecho de muerte.

Aunque al principio "El último gran mago" parece que va a ser una película de intriga entretenida, se empantana rápidamente en un terreno a medio camino entre muchos géneros: tiene sus momentos de comedia, de drama, de romance... pero no se afianza en ninguno de ellos. Como comedia romántica resulta un poco ñoña, con el estilo "Pretty Woman" de mujer pobre enseña a hombre rico el significado de la vida, y además estrangula todo el misterio de la película, pues le resulta complicado generar intriga mediante la interacción de dos personajes que se pasan el resto del tiempo haciéndose arrumacos.

La dirección de Gillian Armstrong tampoco parece encontrar el paso. Las actuaciones de Houdini no resultan muy emocionantes (y el hombre se jugaba la vida, por Dios) y las de Zeta-Jones rayan el ridículo, aunque en parte sea porque parece recrear de manera bastante fidedigna el ambiente y estilo de los espectáculos de variedades de principios del s. XX, que muy allá de medios no es que anduviesen. La verdad es que tanto "El truco final" como "El ilusionista" le han chafado un poco el interés a "El último gran mago", que no está a su altura.

De entre el reparto hay que destacar -más que nada por la novedad- a Saoirse Ronan. La protagonista infantil de "Expiación, más allá de la pasión" tiene empaque para convertirse en una estrella, y no se amilana aquí al lado de Zeta-Jones y Pierce. Por lo demás, todos correctos sin llegar a excepcionales. A Pierce se le va a veces un poco la mano haciéndose el duro, y Jones como cenicienta no termina de resultar todo lo convincente que podría.

En fin, una película que entretiene vagamente, aunque no da para mucho. Recomendada para mediums, que esos nunca se aburren en el cine.


Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion